Andrew Johnston gana el Open de España

Sergio García, sobresaliente en la jornada final, acabó tercero para convertirse en el mejor español del torneo.

Andrew Johnston ha ganado el Open de España más teatral, dramático y tenso que se recuerda en muchos años, una pieza maestra desarrollada en un escenario grandioso, el Real Club Valderrama, protagonista asimismo principal de un torneo cuyo desarrollo y desenlace mucho tiene que ver con la idiosincrasia que emana de sus desafiantes calles y greenes.

El golfista inglés acumuló los méritos necesarios después de cuatro jornadas donde el drama fue experiencia obligada para todos los participantes, incluido ese nutridísimo grupo –una docena al menos– que en la ronda final, separados por menos de un suspiro, tuvo opciones reales de conseguir el título en juego.

Andrew Johnson era ajeno de las casas de apuestas cuatro días antes. Integrante de la base de la pirámide del golf profesional, esa que se abre poco a poco camino mediante infinito esfuerzo, ofrecía como mejor bagaje dos triunfos en el Circuito Challenge en 2014, escaso potencial para que nadie, en la práctica, repararse en él si no fuera por la celebración de su hoyo en 1 en el BMW PGA Championship 2015, al más puro estilo torero Miguel Ángel Jiménez, o por su peculiar barba y estilo, la viva imagen de un ‘hipster’ del golf.

No obstante, el inglés reventó el poder establecido a base de infinita paciencia. Un buen amago de sus intenciones ganadoras –sesenta y siete golpes en la primera jornada– y dos rondas posteriores de 74 le incluían dentro de ese totum revolutum en el que se convirtió la parte alta de la tabla a falta de 18 hoyos para la conclusión del torneo.

Inmerso en el creciente drama que pronto se desarrolló en la recta final de este Open de España, Andrew Johnston se aferró a la sobriedad para amenazar el orgullo de las estrellas rutilantes que compartían su esfuerzo. Bogey nada más empezar, Andrew Johnston puso su tarjeta en positivo con dos birdies consecutivos –hoyos 7 y 8– antes de equilibrarla con un error en el 14 y, ya decisivo, volverla de color rojo con un oportunísimo birdie en el 16.

Su propuesta, en apariencia modesta, resultó sin embargo demoledora, y es que ganar este Open de España resultó un ejercicio de talentosa paciencia. Amarrar el resultado, aunque fuese sobre par –más 1 para conseguir el triunfo, evidencia palmaria de las dificultades sufridas por todos–, constituía un auténtico éxito allá donde, en otras sedes, el registro final se hubiese convertido en fracaso.

Andrew Johnston se acogió al sufrimiento, la vía experimentada por todos y cada uno de los candidatos al título, muchos de los cuales veían como, al igual que la fruta madura, significativos rivales tropezaban víctimas de sus inevitables errores.

Nadie se salvó de la quema. Muy al contrario, el tramo final del torneo se convirtió desde el minuto uno en territorio propicio para aquellos que ya saben, por decenas de experiencias pasadas, lo que es moverse en el filo de la navaja antes de adecentar su palmarés con títulos brillantes.

Martin Kaymer, Joost Luiten, James Morrison –ganador del Open de España 2015–, Soren Kjeldsen o Ross Fisher comenzaron a apelotonarse en la parte más alta de la tabla conforme transcurría la jornada, pero todos ellos, de una forma u otra, se descolgaron victimas de fallos que dictaron inapelables sentencias.

A esos nombres ilustres a se sumaron, faltaría más, españoles de la categoría de Sergio García y Pablo Larrazábal –antes de que el drama se apoderara igualmente del catalán en los hoyos 16 y 17, enmarañado por 3 y 5 sobre par, lugar donde tantos otros se dejaron el torneo–, toda vez que el joven Pep Anglés, gran sorpresa durante tres rondas, resbalaba clasificación abajo como consecuencia de una segunda vuelta asimismo con muchas más tinieblas que claros.

Dadas las circunstancias, fue Sergio García el que alimentó a base de aciertos las esperanzas españolas. El castellonense, sublime por momentos, ofreció gran parte de su mejor repertorio golfístico para arañar con paciencia franciscana la desventaja acumulada en anteriores jornadas.

Empujado por sus fervientes seguidores –entre los que se encontraba el futbolista Gareth Bale–, Sergio García respondió a su aliento de apoyo con una de sus mejores versiones, una primera vuelta perfecta, salpicada por tres birdies, y un inicio esperanzador –birdie en el 12– antes de alcanzar al ogro de todos los ogros, la recta final de un Real Club Valderrama inmisericorde.

El castellonense pinchó en el 15, lo arregló en el 16 y 17 pero volvió a caer en el 18, punto y final a una remontada premiada con una buena tercera plaza, el inapelable sello de Valderrama en un Open de España donde un jugador modesto se atrevió a reventar –¡y con qué éxito! – el poder establecido. Su nombre, ya inscrito en la copa de la peana centenaria, Andrew Johnston, el nuevo ‘hispter’ del golf.

Canon anuncia su apoyo al Open de España

Canon anuncia su apoyo al Real Club Golf Valderrama Open de España-Fundación Sergio García, promovido por European Tour. El torneo, que cuenta con una historia de más de 100 años, se celebrará en esta ocasión en el Real Club Valderrama de Sotogrande del 14 al 17 de abril.

Canon proveerá a la organización de equipos y servicios de impresión para compartir toda la información que necesiten disponer a lo largo del torneo. Los equipos de Canon se convierten así en parte fundamental para garantizar el flujo documental.

Además, la compañía, como en muchos otros encuentros deportivos de todo el mundo en los que participa, ofrecerá soporte técnico que estará disponible durante toda la competición.

Pilar González, Corporate and Marketing Communication Manager de Canon España y Portugal señala: “Canon lleva muchos años apoyando el deporte y a los diferentes eventos y competiciones con las que colaboramos ahora se une el Open de España, con el que esperamos cooperar durante muchos años”.

Iván Cantero gana la Copa Andalucía en el Real Club de Golf Guadalmina

Tras haber firmado hoy la mejor vuelta de toda la semana en el Campo Sur del Real Club de Golf Guadalmina, el asturiano Iván Cantero se ha adjudicado la Copa Andalucía Masculina 2016, prueba que ha inaugurado el calendario de competiciones de esta temporada.

Con una brillante tarjeta de 66 golpes –con siete birdies y un bogey- y un total acumulado de 276 (-12), el asturiano ha aventajado en ocho golpes al sevillano federado por el Real Club de Golf de Sevilla, Pablo Heredia, que desde el primer día se ha mantenido entre las primeras posiciones, y en esta última vuelta ha firmado el par del campo.

Por su parte, el jugador del Club de Golf La Cañada, Mario Galiano, ha finalizado en tercera posición, empatado con el vizcaíno Javier Sainz -ambos con 285 golpes (-3)-, y el checo federado por Andalucía, Matyas Zapletal, se ha proclamado ganador cadete con 290 golpes (+2).

Tras la jornada deportiva, la entrega de premios ha contado con la presencia de Ángel de la Riva, Presidente de la Real Federación Andaluza de Golf; Juan Ramón Martínez Landazábal, Presidente del Real Club de Golf Guadalmina; Ignacio Iturbe, Delegado Provincial de la Real Federación Andaluza de Golf en Málaga y Adjunto a la Presidencia; Pablo Fisas, Vocal del Comité Masculino de la Real Federación Española de Golf; y Diego Molina, Árbitro principal de la prueba.

La prueba ha reunido a los golfistas amateur más destacados a nivel nacional, y se ha disputado a 72 hoyos Stroke Play durante cuatro días consecutivos, jugándose 18 hoyos cada día. Esta última jornada la han disputado los 51 jugadores que pasaron el corte establecido ayer tras la tercera jornada.

María Parra revalida título en la Copa Andalucía Femenina en Villa Padierna

María Parra con el trofeo de la Copa Andalucía 2016

En una competición que ha estado marcada por el fuerte viento, la jugadora de SIGA-Sotogrande ha vuelto a brillar con luz propia y se ha hecho hoy con el primer puesto que ayer –al finalizar la segunda ronda- compartía con la vasca Natalia Aseguinolaza y la vallisoletana Teresa Díez.

Durante esta joMostrando María Parra JPG.jpgrnada decisiva, María Parra ha firmado una vuelta de 76 golpes, para un total de 229 (+10), finalizando con un golpe de ventaja sobre la catalana Paz Marfá, primera líder de la competición que, finalmente, ha ocupado el segundo puesto.

Empatadas en el tercer puesto han terminado tres jugadoras que desde el primer día de competición han dado muestra de un excelente nivel de juego: la malagueña federada por La Siesta, Sara Navarro, la madrileña Clara Moyano y Natalia Aseguinolaza.

La prueba -puntuable para los Rankings Nacionales Femeninos Absoluto, Sub 18 y Cadete y para el Ranking Mundial- ha inaugurado el calendario de competiciones 2016 y se ha disputado a 54 hoyos en la modalidad de juego por golpes (Stroke Play) en tres jornadas consecutivas, 18 hoyos cada día. Ayer, al término de la segunda jornada se estableció un corte que pasaron las 50 primeras y empatadas.

El Real Club de Golf de Sevilla, 5º mejor campo de España, según el ranking de Golf Digest

El prestigioso ranking elaborado cada año por la revista especializada “Golf Digest” al comienzo de año sitúa en su última edición al Real Club de Golf de Sevilla en el 5º puesto dentro del ranking de los 350 que existen en nuestro país.

De este modo, el campo de golf de Real Club de Golf se sitúa en una muy destacada posición en la amplia oferta de golf existente en el país, como uno de los campos de golf de referencia en el ámbito no sólo nacional sino también internacional.

Además, este ranking pone de manifiesto que tras el Real Club Valderrama, el campo del Real Club de Golf de Sevilla es el segundo mejor de los ubicados en Andalucía con un campo de máxima referencia diseñado por José María Olazábal, y que hace 25 años se convirtió en el primero de 18 hoyos de la ciudad hispalense.

De este modo, según este ranking los 10 mejores campos de España han sido los siguientes:

1) Real Club Valderrama.

2) PGA Golf de Catalunya, Gerona

3) Golf La Moraleja (3), Madrid

4) El Saler Golf Course., Valencia

5) Real Club de Golf de Sevilla, Sevilla

6) Sotogrande Golf Club, Cádiz

7) Golf Santander, Madrid

8) Real Club de Golf El Prat, (Recorrido rosa), Barcelona

9) Club de Golf La Reserva, Cádiz

10) Pula Golf, Mallorca

Sin duda, se trata de una excelente posición lograda por el Real Club de Golf de Sevilla que coincide con la celebración este año del 25 Aniversario del nacimiento del Club, etapa durante la cual ha llevado a cabo una amplia labor de promoción y difusión deportiva, especialmente del golf, tenis y padel, que ha estado estrechamente vinculada a una destacada promoción de la imagen de Sevilla y Andalucía.

Durante estos 25 años de historia del Real se han celebrado en su campo e instalaciones distintos torneos de prestigio del Circuito Europeo, entre ellos el Challenge Tour en 1993, Open de Sevilla y Copa del Mundo en 2004, Open de España en 2008 y en 2010, Open de Andalucía en 2009, y el más reciente, otro Open de España en 2012. Además, el Real Club de Golf de Sevilla organiza habitualmente numerosos torneos sociales que facilitan la práctica del golf y otros deportes a todos los socios.

Miguel Ángel Jiménez record de hoyos en uno del Tour Europeo

Miguel Ángel Jiménez ha conseguido su décimo hoyo en uno en el European Tour convirtiéndose en el golfista que más ha conseguido en la jornada del BMW PGA Championship en Wentworth por encima de Colin Montgomerie.

El gaditano se ha convirtió además en el golfista con más “aces” en el BMW PGA Championship con dos tras el que consiguió en su victoria de 2008.

Jiménez está realizando una gran temporada y lleva 3 hoyos en uno esta temporada, los dos últimos en torneos consecutivos.

 

James Morrison gana el Open de España con Jiménez segundo

Morrison gana el Open de EspañaEl golfista inglés se suma a una lista selecta de triunfadores en la historia del torneo.

Miguel Ángel Jiménez, segundo, batalló hasta el final a base de acierto y coraje ante la admiración de una auténtica legión de aficionados.

Los españoles José Manuel Lara y Jorge Campillo, séptimos; y Eduardo de la Riva, noveno, asimismo dentro del Top 10

El inglés James Morrison expuso 278 razones para ganar el Open de España 2015, 278 golpes a lo largo de las cuatro jornadas de competición que resultaron una propuesta inaccesible para el resto de sus cualificados y batalladores rivales, incluido un Miguel Ángel Jiménez que, segundo al final, convirtió su actuación en el RCG El Prat en el paradigma del espectáculo.

Bien es cierto, y así quedará para los anales de la historia, que James Morrison incluye su nombre en un lugar prestigioso y selecto, la peana de la copa del Open de España, esa que pueblan jugadores de pedigrí golfístico incontestable, pero también lo es que fue Miguel Ángel Jiménez quien acaparó la mayor parte de las miradas durante una ronda final para el recuerdo, compendio de tensión, emoción y espectáculo por parte del malagueño universal, un tipo genial que ha adquirido el privilegio –a base de trabajo y esfuerzo– de tomarse cada jornada de golf como una auténtica fiesta.

James Morrison, 278 razones para ganar el Open de España 2015 en el RCG El Prat, aplicó eficacia y sobriedad a todas sus acciones, sin duda el camino adecuado para acabar en lo más alto de la clasificación, pero fue Miguel Ángel Jiménez quien transmitió las mejores sensaciones y las mayores alegrías, una forma de encarar cada tee de salida, de dirigirse al público mediante una mirada y unos gestos cautivadores, de afrontar todos los hoyos con valentía, de responder a la devoción de su público con actitud torera, acariciándose la gorra cual montera, lo que acabó por generar una electrizante corriente de simpatía recompensada, además, por una más que meritoria segunda plaza.

“Me he dejado varios putt de 2-3 metros a lo largo de la vuelta”, reconoció con un toque la lástima quien siempre aspira a más y más, a alcanzar lo más alto, a luchar siempre hasta el último instante, ese jugador carismático que volvió a blandir el palo cual estoque y marcarse su particular baile ‘moonwalker‘ cuando, tocado por la varita mágica de los dioses, apuntó un extraordinario eagle en su tarjeta en el hoyo 5.

Embalado por esa maravillosa actitud ganadora, Miguel Ángel Jiménez volvió a arañar golpes al campo en el hoyo 6, en el 8, en el 12…, una carrera hacia el cielo que no fue más contundente porque la renta adquirida por James Morrison a primera hora de la mañana era excesivamente grande como para obrar el milagro.

De hecho, James Morrison, un jugador que acaba de construir en el RCG El Prat la mayor de sus hazañas, huérfano hasta el momento de títulos de relumbrón en su currículo –sólo el más modesto Open de Madeira 2010 figuraba en su cinturón de éxitos–, se limitó a ofrecer una actitud pulcra y académica durante la última ronda, una sucesión de pares, salpicada únicamente por dos birdies en los hoyos 5 y 9 y otro más en el 18 para la galería, que él mismo sabía que era una propuesta no muy agresiva pero más que suficiente para acabar en la entrega de premios elevando al cielo el trofeo de campeón.

Sus en apariencia verdaderos rivales a falta de 18 hoyos para la conclusión –su compatriota David Howell, el italiano Francesco Molinari, ganador de este Open de España en 2012; el argentino Emiliano Grillo; el sudafricano Darren Fichardt– fueron sucesivas víctimas de sus propios errores, una actitud vacilante aprovechada al máximo por Miguel Ángel Jiménez para convertirse, una vez más, en protagonista estelar de una fiesta que precisa de talantes, disposiciones y actitudes tan osadas, audaces y atrevidas como las que siempre ofrece el inigualable MAJ.

También lo reflejaron, aunque un poco más atrás en la clasificación, otros golfistas españoles con rendimiento loable, caso de José Manuel Lara, Jorge Campillo y Eduardo de la Riva, empatados en la séptima plaza los dos primeros, noveno el último de ellos.

El valenciano, enrabietado por su propio éxito –un buen puesto que le permite de nuevo mirar al golf de frente y afrontar retos a la altura de su indudable calidad– se marcó un 66 final que constituyó la segunda mejor marca de la última ronda, fulgurante propuesta que contrastó con otra igualmente plausible, regularidad por bandera –una vuelta de 74 y tres de 70– de Jorge Campillo, mientras que Eduardo de la Riva, ídolo local, alternó todo tipo de experiencias (66, 77, 74 y 68) para distinguirse asimismo como hombre Top 10 dentro del torneo.

Todos ellos miraron al final como James Morrison recogía el trofeo de ganador y exhibía sonrisa de oreja a oreja, pero era Miguel Ángel Jiménez, en esa misma entrega de premios, quien acaparaba la mayor de las ovaciones. Cosas de actitudes toreras, de miradas y gestos cautivadores, de tomarse el golf como una auténtica fiesta.

CLASIFICACIÓN FINAL
1.- James Morrison (Inglaterra), 278 (70+71+68+69)
2.- Miguel Ángel Jiménez (ESPAÑA), 282 (72+71+72+67)
+.- Edouard Espana (Francia), 282 (68+69+76+69)
+.- Francesco Molinari (Italia), 282 (72+69+70+71)
+.- David Howell (Inglaterra), 282 (71+69+69+73)
7.- José Manuel Lara (ESPAÑA), 284 (70+76+72+66)
+.- Jorge Campillo (ESPAÑA), 284 (74+70+70+70)
9.- Eduardo de la Riva (ESPAÑA), 285 (66+77+74+68)

ALREDEDOR DEL GREEN: La victoria de un luchador y la bonita historia que encierra el RCG Prat

Segunda victoria para todo un luchador
Esta es la segunda victoria de James Morrison en el European Tour tras la obtenida en el Open de Madeira de 2010, cuando apenas contaba con 18 torneos en el circuito. Ciento cuarenta y seis pruebas después, este inglés de 30 años ha vuelto a ganar. Pudo haberlo hecho apenas tres semanas después de vencer en Portugal, pero Álvaro Quirós lo evitó en un play off dramático en el RCG de Sevilla. Desde entonces, los triunfos le han sido esquivos… hasta ahora.
Notable alto para los españoles
La nota de los jugadores locales en este Open de España, en términos globales, tiene que ser cuanto menos de notable alto. Y es que al margen del excelso rendimiento de un valor seguro como Miguel Ángel Jiménez (-6), han destacado sobremanera tres jugadores que atraviesan por distintos momentos deportivos: José Manuel Lara (-4), Jorge Campillo (-4) y Eduardo de la Riva (-3).
¡Moonwalker!
La locura que se ha vivido en el Open de España 2015 con Miguel Ángel Jiménez es similar a la que el año pasado invadió el PGA Catalunya Resort. Es ídolo absoluto, él lo sabe y le da al público lo que quiere ver: gran golf y diversión. Su impresionante carisma volvió a quedar patente en el hoyo 5 de la cuarta jornada, donde se vio al ‘Pisha1 en estado puro.
Casa club RCG El Prat
La casa club del RCG El Prat es una joya para cualquiera al que le guste este deporte. Pese a ser un edificio moderno –consecuencia del cambio de sede del club hace apenas 12 años– el edificio desprende tradición y un arraigado y profundo espíritu golfístico. Se respira golf por los cuatro costados. Cada pared, cada esquina, todo huele a golf.

APOYOS IMPRESCINDIBLES
El Open de España 2015, encuadrado dentro del Circuito Europeo Profesional, cuenta con el patrocinio principal de la empresa Reale Seguros, prolongando una estrecha vinculación que se remonta a 2007 y a la que en esta ocasión se adhieren la Generalitat de Catalunya, la Diputació de Barcelona y el Ajuntament de Barcelona.

Asimismo, el propio RCG El Prat, junto al Ajuntament de Terrassa, la Federación Catalana de Golf, el Consejo Superior de Deportes, PGA Catalunya Resort y el Club de Patrocinadores de la RFEG que encabeza Reale Seguros, harán posible la celebración de este Open de España 2015.

Empresas como Caixabank, Halcón Viajes, Avis, Mahou, Crest Link, Titleist-Footjoy, Kyocera, Solán de Cabras, Rolex, Osborne, Ford y Cadena Cope, así como otras posibles instituciones y patrocinadores locales, contribuyen asimismo al éxito del torneo.

Miguel Ángel Jiménez logra un hoyo en uno en el Open de España

Jiménez embocó desde el tee del hoyo 8 en la jornada de hoy viernes en el RCG El Prat donde está celebrándose el Open de España.

El malagueño que este año defiende título ha conseguido un Eagle en este par 3 de 146 metros con un hierro 6 igualando a Montgomerie en el número de hoyos en uno del European Tour con 9. El golfista español mostró su satisfacción celebrándolo con un particular baile. Además con este golpazo ha obtenido como premio 288 botellas de cerveza de una popular marca española.

 

Rickie Fowler gana The Players en el desempate a Sergio García y Kevin Kisner

Sergio García roza su segunda victoria en The Players Cedió en el play off de desempate, en el que se anotó el triunfo Rickie Fowler

Sergio García aterrizará esta semana en el Real Club de Golf El Prat para disputar el Open de España en un magnífico estado de forma, tal y como ha quedado patente en The Players, el denominado ‘quinto grande’, en el que ha rozado el triunfo. Se le escapó en un tenso play off de desempate con los norteamericanos Rickie Fowler y Kevin Kisner.

Sergio García afrontó esta cuarta jornada a lo campeón, yendo desde el principio a por el triunfo. Así, alcanzó el 9 en lo más alto y con dos golpes de ventaja sobre sus rivales. Una secuencia de cuatro birdies entre el 2 y el 6 le dejó el título a la vista, si bien jugadores como Rickie Fowler o Bill Haas acechaban.

Un final de infarto dejó a Sergio García, Rickie Fowler –que firmó el mejor final de la historia del torneo- y a un sorprendente Kevin Kisner –sin victorias hasta el momento en el circuito PGA- en un duelo a tres hoyos. Después de jugarse el 16, 17 y 18 –saldados con tres pares- el español quedó fuera de un play off, que acabó en manos de Fowler.

La trayectoria de Sergio García en el torneo ha sido sencillamente impecable. Se anotó tarjetas de 69 y 73 impactos en las dos primeras jornadas, manteniéndose en todo momento cerca de la cabeza.

En la tercera jornada Sergio García dio un salto de gigante en sus aspiraciones de hacer un gran torneo al firmar una tarjeta de 67 golpes para situarse con -8 al total. Con este resultado, el levantino vislumbraba la posibilidad de ganar un torneo que ya tenía en sus vitrinas –lo ganó en 2008- y de una enorme repercusión mediática.

Menos suerte tuvo esta semana Gonzalo Fernández-Castaño (+1), que falló el corte por un golpe, quedándose a las puertas de cortar la inercia negativa de las últimas semanas.

Europa gana la Ryder Cup 2014

A falta de finalizar algunos encuentros individuales, el equipo europeo ya ha conseguido los puntos necesarios para reeditar su triunfo en el campo escocés de Gleneagles.

El equipo capitaneado por Paul McGinley que partía con 4 puntos de ventaja no ha tenido que esperar al final de la jornada tras lograr el punto 14,5 en manos del galés Jamie Donaldson que les daba la victoria matemática por tercera vez consecutiva.

Continúa así la sequía del equipo americano en suelo europeo, sin ganar la copa Ryder desde 1993. Mientras Europa iguala la racha de las ediciones desde 2002 a 2006.