Alfredo García Heredia se asoma a Europa, del Peugeot Loewe Tour al Tour Europeo

Alfredo García Heredia“El Tour es mi objetivo, pero mi circuito es el Peugeot Loewe, muy competitivo y con muy buen ambiente”
El jugador del Peugeot Loewe Tour Alfredo García Heredia, hará su segunda visita consecutiva al Circuito Europeo tras su fantástico cuarto puesto en el Open de España disputado en el RCG de Sevilla, un gran campo que albergará la Gran Final de Peugeot Loewe Tour.


Con un plantel de jugadores ganadores del Tour Europeo de la talla de Miguel Ángel Jiménez, Ignacio Garrido, Colin Montgomerie, Darren Clarke, de Grandes como John Daly, entre otros grandes profesionales, Alfredo, recién llegado del Peugeot Loewe Tour dio una auténtica lección de golf, aprendida y trabajada, como asegura el jugador, en el Peugeot Loewe Tour.


Alfredo es de Gijón, del Campo de La Morgal, no proviene de una familia de golfistas, cogió su primer palo de golf a los 15 años porque unos tíos suyos se lo llevaron a un campo de golf, le gustó, “le empecé a dar bien hasta que se convirtió en mi vida y mi profesión”, asegura el asturiano.


Es de la quinta de Gonzalo Fernández-Castaño, Pablo Martín, Álvaro Quirós, Alejandro Cañizares y Rafael Cabrera, juntos ganaron el Europeo y el Mundial amateur, además de dos Campeonatos de España amateur individual.


En el año 2005 se hizo profesional y al poco tiempo lograría su primera victoria en un torneo del Peugeot Loewe disputado en Masía Bach, donde se impuso en play-off a Pedro Linhart, Juan Parrón y José Manuel Carriles para firmar su primer triunfo.


Entre sus anécdotas desde que se hizo profesional destaca aquella de Bill Clinton, expresidente de Estados Unidos, que en un viaje a Abama quiso jugar con el asturiano y así lo hizo, pero es tan discreto que apenas lo comenta.


En el Open de España, torneo dominado por españoles, el nombre del asturiano estuvo entre los líderes desde la primera jornada a la última, y supo aguantar en todo momento la presión.


“Ha sido un torneo fantástico, estoy feliz. Los tres primeros días empecé muy bien y acabé peor; hoy he empezado con dos dobles bogeys, pero no me he venido abajo, he pensado, si los primeros días empecé bien y acabé mal, hoy que he empezado así voy a hacer lo contrario. ¡Y me salió, que es lo más difícil! Estoy feliz.


Todo lo he aprendido en el Peugeot Loewe Tour es un gran circuito, muy competitivo, hay que hacer muy pocas para ganar pero además es divertido, conoces a todo el mundo, el ambiente es buenísimo. Tenemos la suerte de jugar con profesionales buenísimos, y de aprender de ellos, es un lujo. Es un buen rodaje cuando te haces profesional, yo tuve la suerte de que ya existía cuando pensé en hacerme profesional y me ha ayudado mucho.


En el Open de España he aprendido muchísimo del campo, de los jugadores, pero lo más importante que he aprendido es que nunca hay que tirar la toalla, hay que tener confianza en uno mismo y en sus posibilidades, y esa es la base para ser un gran jugador y ganador.


En el Peugeot Loewe Tour tenemos muy buen ambiente, paralela a la competición tenemos otra muy reñida al mus, yo normalmente juego con Pepo (Diego Fernández) y contra Toñín (Sota) y Ocejo (José Manuel). Con ellos, junto con “El cachas” (Eduardo Fernández), los Sota, Ángel Matallana, los de Pedreña hacemos un buen grupo que nos apoyamos mucho. En estos días me han estado llamando todos y animándome. Eso demuestra el buen ambiente que hay entre nosotros, y todos mis amigos esperándome en el 18, Álvaro Quirós, Alejandro Cañizares, Pablo Larrazábal, Eduardo de la Riva… me ha hecho muchísima ilusión.


Dicen que cuando das el salto al Tour se echa mucho de menos todo esto, que ya no es lo mismo, pero… ¡digo yo que tendrá otros alicientes para que todo el mundo quiera estar allí!


Estos años veía a mis compañeros de quipo amateur jugando en Europa y América, y yo en ningún momento me he venido abajo, sé que todavía tengo mucho que trabajar, que s lo mejor no he trabajado bien o no he hecho lo correcto, pero creo que ya estoy más encaminado. Cuando jugué con Hansen (Soren), un grandísmo jugador, me gustó ver que tengo mucho que aprender, pero técnicamente no estoy tan lejos. Lo importante es creer en ti.


La clave ha estado en mi visita a Estados Unidos durante un mes y medio para ver a un profesor de putt, David Orr de la Universidad de Carolina del Norte, que me recomendó un primo mío que está estudiando allí. Me dijo que fuera, y la verdad estaba tan desesperado que a peor no podía ir, y me animé. Me ha cambiado muchas cosas, la forma de patear, el stance, la forma de leer el green… y además me han hecho un Edel putter, un putt hecho a medida que se pasan dos horas y media midiéndote para hacerlo. En el Peugeot Loewe del Escorpión pateé mejor, y en Mallorca aún mejor, ha sido un gran cambio. Además en Valencia, después de jugar con José Manuel Carriles, me dijo, ‘¿te puedo comentar una cosa?’, me hizo un comentario sobre el grip que le agradecí muchísimo y me ha venido de maravilla.


Aparte de mis padres, mi fan número 1 es mi primo, que ha venido conmigo de caddy y me ha dado mucha tranquilidad. No se dedica a esto, pero casualmente en los 4 torneos del Challenge,  el Open de Madrid y este Open de España, que ha venido conmigo, he pasado el corte, así que a lo mejor nos lo tenemos que plantear –dice bromeando-.


El RCG de Sevilla es uno de los mejores campos que he jugado en mi vida, la Gran Final del Peugeot Loewe Tour aquí va a ser una maravilla, ojalá lo juguemos en las mismas condiciones, ¡o igual con un poco menos de rough! –ríe el asturiano-.


Cuando me hice profesional tenía un equipo detrás que, al no salir los resultados, no me sentí muy apoyado, me decepcionó un poco. Con el tiempo vas aprendiendo a trabajar, a prepararte, cómo hacerlo y a buscar ayuda si lo necesitas. Sin embargo ahora mismo no pienso en un psicólogo: la experiencia y las visitas a América me han hecho ver las cosas de manera diferente, procuro hablar mucho con jugadores con los que tengo confianza, coges cosas de cada uno que siempre está dispuesto a darte buenos consejos.


Lo importante es tener la cabeza bien amueblada, y si tu familia y amigos te apoyan y tu entorno es agradable, no hay mejor terapia.


Al quedar 4º, entro en el próximo torneo del Tour en Italia esta semana, me hace muchísima ilusión porque nuestro objetivo es llegar allí, pero aún no estoy allí del todo, de momento mi circuito sigue siendo el Peugeot Loewe Tour.


Esto es sólo el comienzo, me queda mucho que hacer. He jugado invitado por la Real Federación Española de Golf a quienes les debo mucho no sólo por lo que me ayudaron en mi etapa como amateur, sino por invitarme a jugar este torneo. Mucha gente me ha ayudado en estos años, y el Peugeot Loewe Tour, y a todos quiero darles muchas gracias”.


Alfredo García Heredia es un ejemplo del trabajo bien realizado desde el Peugeot Loewe Tour de Golf y desde aquí, aunque se le echará de menos el Peugeot Loewe Tour Balneario de Mondariz, donde tenía pensado acudir, le deseamos mucha suerte esta semana en Italia.


Fuente: Carmela Fernández Piera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *