Apasionante victoria de Álvaro Quirós en el Open de España

El gaditano se impone en play-off al inglés James Morrison (-11) y suma  su cuarta victoria en el Circuito Europeo. Alejandro Cañizares finaliza tercero empatado (-10) y Carlos del Moral, decimosegundo (-7). Ambientazo en el RCG de Sevilla con miles de aficionados animando a los españoles en una emocionante última vuelta.


El Open de España 2010 se ha despedido del RCG de Sevilla con una apoteósica última jornada en la que la emoción ha dominado de principio a fin. Álvaro Quirós ha protagonizado una lucha titánica para lograr un trofeo que no ha tenido dueño hasta el último golpe del último hoyo. Ocho años después, el abierto nacional, celebrado con el patrocinio principal de Reale Seguros y el copatrocinio de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía y Turespaña, vuelve a manos españolas tras la victoria de Sergio García en 2002.


Los jugadores españoles han contado con el apoyo de miles de aficionados que han acudido al RCG de Sevilla para disfrutar por fin con una victoria española. Desde que se constituyó en Circuito Europeo, en 1972, sólo tres españoles habían ganado con anterioridad el Open de España, Antonio Garrido (1972), Severiano Ballesteros (1981, 1985 y 1995) y Sergio García (2002).


Si Álvaro Quirós es la cara del día, Mark Foster es la cruz, pues tras liderar el torneo durante toda la jornada ha fallado el putt que le hubiese metido en el play-off. El inglés salía con tres golpes de ventaja (-12) y con bogey en el tres y birdie en el cuatro, se ha mantenido al par aguantando el severo ataque del resto de aspirantes hasta el hoyo 11. Con un bogey en este par tres, Foster se quedó a un golpe de nada menos que ocho jugadores que en ese momento sumaban -10: Álvaro Quirós, Nicolas Colsaerts, Stephen Dodd, James Morrison, Rafael Jacquelin, Gregory Bourdy, Paul Lawrie y Jaimie Donaldson.


Álvaro Quirós alcanzó al inglés en el hoyo 13, con un birdie desde el bunker, pero su compatriota James Morrison les igualó en el hoyo 17 y terminó su vuelta como co-líder en la casa club con un 11 bajo par como resultado a batir.


Quirós falló la salida del hoyo 15 y lo pagó con bogey, pese a que su golpe desde el frondoso rough de alrededor del green rozó el hoyo para salvar el par. Foster embocó un gran putt para mantenerse co-líder.


En el 16, Quirós logró el birdie para mantener en alto las ilusiones de la afición española ya que Foster no pudo mejorar su resultado, pero en el 17 la tensión se multiplicó cuando el gaditano falló el green y, con un golpe complicado desde el rough dejó la bola a cinco metros de bandera para salvar el par y salir al 18 empatado con Foster. Mientras tanto, Morrison se fue a dar bolas al campo de prácticas.


En el último hoyo, Quirós ejecutó una salida impecable mientras que su rival se fue al bunker. Aunque el inglés se las arregló para llegar al green de dos, falló el putt decisivo para continuar en el play-off.


El Open de España se ha decidido en el primer hoyo de desempate. Morrison se fue al agua con su segundo golpe dejando a Álvaro Quirós el camino libre para su cuarta victoria en el Circuito Europeo tras el Alfred Dunhill Championhip (2007), Portugal Masters (2008) y Commercialbank Qatar Masters (2009). El título le lleva hasta la sexta posición de la Carrera a Dubai.


Álvaro no ha sido el único que ha he hecho vibrar a los aficionados en el RCG de Sevilla que han visto cómo Alejandro Cañizares ha tenido en sus manos un putt de birdie en el 18 para empatar a los líderes. Viniendo de atrás y con una vuelta de cuatro bajo par, Cañizares ha finalizado con menos 10, tercero empatado con Mark Foster y el francés Raphael Jacquelin. Carlos del Moral ha peleado hasta el último golpe, fallando y recuperando y llegando a co-liderar el torneo para terminar con menos 7 en duodécima posición. 


Álvaro Quirós (70 golpes para un total de 11 bajo par): “No puedo creérmelo, la Ley de Murphy ha estado encima de mi todo el día, parece que he hecho todo lo posible por no ganar, no me lo puedo creer.


Si comparas a los dos jugadores con los que iba, Carlos del Moral y Mark Foster, conmigo, creo que ellos han jugado mucho peor, yo he ido siempre a calle y si fallaba la tenía cerquita para recuperar, y sin embargo ellos han hecho birdies e eagle y yo no, y eso me ha hecho pensar que el torneo no era para mí.


Con el bogey del 15 me vine abajo, Mark llevaba un golpe de ventaja pero en el 16 nos encontramos con un regalo, y otro en el 18 para no salir a play-off. Así que allí se ha roto la Ley de Murphy, ¡ya no puedo creer en ella! No me he salido nunca del tiesto, ni para bien ni para mal, y ahí ha estado la clave.


Siempre he dicho que lo mejor es representar a tu país y sobre todo, en Andalucía, creo que somos diferentes, he tenido a todo el público apoyándome y ha sido una maravilla.


Ahora más que nunca hay que seguir acelerando, estoy más cerquita de entrar en la Ryder Cup, que es mi objetivo este año. Si hay una victoria, puede llegar la segunda. Ahora me voy al TPC, con suerte le pegaré a la bola como hoy y, a ver cómo me trata el campo.


La lectura más positiva es que me he mantenido sereno, no ha habido negativismo en ningún momento y me he mantenido en mis 13.


Siempre es una satisfacción que un español haga una buena vuelta como la que ha hecho Alejandro Cañizares, me ha dicho ‘qué pena el birdie que he fallado en el 18’ y yo le he dicho ‘¿pero cuántos has metido? ¡Si has metido todo!’, es una alegría doble si además es un gran amigo.


Reconozco que jugar en América me gusta, pero la vida allí no me gusta nada. Tengo 27 años, irme a un sitio donde no me siento a gusto no me parece bueno, además creo que hoy en día los europeos podemos equipararnos a los americanos sin necesidad de ir allí.


Siempre miro el Top 50 porque es lo que te da derecho a jugar los Grandes, pero para ello tendría que jugar más en USA. Donde hay que dar el callo es en los Grandes y los WGC. En Augusta iba muy bien y por una sola decisión fallé el corte, y eso es doloroso psicológicamente, por eso he estado más marchito últimamente.


Es muy grande ganar el Open de España, quien me conozca un poco sabe que era un sueño para mí, y aparecer en la misma copa que Seve merece la pena. El Open de España, la Ryder Cup y representar a tu país en la Copa del Mundo es lo más bonito. Ganar un Grande ya sería ‘el remate de los tomates’”.


El Open de España no hubiese sido posible sin el patrocinio de Reale Seguros, el apoyo de Turespaña y la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía y la colaboración de: Lacoste, Mahou, OKI, Avis, Volvo, Rolex, Turismo de Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, Consejo Superior de Deportes, Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Osborne, Solán de Cabras, Osborne 5 Jotas y COPE.


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *