Arranca el 24 Campeonato PGA de España de Golf que se celebra hasta el domingo en Fuerteventura

La jornada de hoy está dedicada al torneo Pro-Am entre jugadores profesionales y amateurs
Desde mañana hasta el domingo 110 profesionales se disputarán los 130.000 euros que hay en juego, 20.000 para el ganador


Puerto del Rosario, a 21 de abril de 2009. El estallido del volador que encendía  a las 9:30 horas de hoy la consejera del Turismo del Cabildo de Fuerteventura, Águeda Montelongo, marcaba el inicio del ‘24 Campeonato PGA de España, Trofeo Lanzafuerte Fuerteventura’, que se celebra con la participación de 110 profesionales españoles. El alcalde de Antigua, Gustavo Berriel, y la directora general de Promoción y Ordenación Turística del Gobierno regional, Sandra González, acompañaron a Montelongo en este acto, a los que se unió a los pocos minutos la consejera de Turismo del Cabildo de Lanzarote, María José Docal, en la presentación del evento ante los medios de comunicación.


Los patronatos de Turismo de Fuerteventura y Lanzarote y el Gobierno de Canarias patrocinan un torneo que se celebrará hasta el próximo domingo en el Club de Golf Salinas de Antigua, bajo la organización de la Asociación de Profesionales de Golf de España (PGA), y contando con la participación de destacados jugadores como Ignacio Garrido, Santiago Luna, Miguel Ángel Martín –los tres ganadores de esta prueba-, Carlos Balmaseda, Jesús María Arruti o el canario Carlos Suneson.


Águeda Montelongo destacó en su intervención “el empuje que puede dar a nuestra oferta específica de golf la presencia de los principales profesionales españoles. En Fuerteventura contamos con unas inigualables condiciones climáticas durante todo el año, y es importante que se puedan dar a conocer en el mundo del golf los atractivos de las infraestructuras existentes no sólo en Fuerteventura, sino en su conjunto con Lanzarote, y para ello la repercusión que va a tener este torneo va suponer una gran ayuda”.


La consejera de Turismo en la isla vecina, María José Docal, subrayó “la confianza que tiene depositada Lanzarote en continuar mejorando como destino de golf, por el refuerzo que puede suponer ante las dificultades que plantea el actual panorama turístico”. Por su parte, Sandra González se refirió al “impulso que viene dando a la marca Islas Canarias la consolidación del turismo de golf, con más de una veintena de campos repartidos por todo el Archipiélago”. Gustavo Berriel dio la bienvenida al municipio a todos los asistentes a un torneo que, dijo, “esperemos, sea el primero de los muchos que se celebren en los dos campos que tenemos en Antigua”.


Los alrededor de 140 jugadores que participaban hoy en el Pro-Am del Campeonato PGA de España estaban listos y repartidos por los 18 hoyos del campo en el momento de la salida conjunta. Así comenzaba un torneo que se extenderá hasta el próximo domingo en que se decidirá el ganador entre los 110 profesionales inscritos en el torneo. La conjunción de amateurs y profesionales es siempre un atractivo en los torneos de golf, que contribuye a mejorar el atractivo para los jugadores locales y como preparación a los profesionales para participar en el torneo.


A partir de mañana a primera hora se disputará el torneo profesional, siendo la modalidad de juego medal-play a 72 hoyos, con un corte después de la segunda jornada que dejará a los 50 mejores, contado a los empatados, para disputar la competición el sábado y el domingo, luchando por los premios en metálico.


El montante total de premios es de 130.00 euros, de los que más de  21.000 serán para el ganador, y más de 600 para el número 50. El Campeonato de España de la PGA (antigua APG), es uno de los títulos nacionales más deseados por los profesionales, contando en su palmarés con algunos de los nombres más importantes del golf español, como el cinco veces ganador de majors Severiano Ballesteros. Ignacio Garrido es, con cuatro títulos (1993, 96, 97 y 2003), quien ostenta el actual record de victorias, seguido por Severiano Ballesteros, Santiago Luna y José Rivero, todos ellos con dos.


La celebración de esta competición se enmarca en el proyecto de unificación de la oferta turística de golf entre Fuerteventura y Lanzarote, que entre otras estrategias y acciones que ahora comienzan, se completará con la celebración de este mismo torneo el año próximo en Lanzarote.


El Pro-Am
Los resultados del Pro-Am del 24 Campeonato PGA de España Trofeo LanzaFuerte en Fuerteventura han sido sensiblemente favorables a los partidos que salieron por la mañana, y eso que a primera hora estaba el día nublado. Los tres primeros clasificados jugaron en el primer turno, terminando como ganador el grupo comandado por Gabriel Cañizares, con los amateurs Rafael López Hernández, Jesús J. Delgado Fontes y José Ignacio Gómez Godoy, que firmaron 53 golpes netos.


En segunda posición terminó el equipo que lideraba Tomás Jesús Muñoz, con Luis María Hernández Pérez, Iris Beatriz Burnet Piquet y Adrán P. Couso Martinovich, con 54 golpes netos, siendo los amateurs isleños, el primero de Costa Teguise y los dos últimos de Fuerteventura.


Finalmente, en tercera posición, con los mismos golpes que el segundo clasificado pero con peor hándicap, finalizó el equipo que encabezaba el profesional malagueño Víctor Casado, con Goyo Benítez Morera, Juan E. Vera Rodríguez y Félix Calero Domínguez, todos ellos jugadores de Fuerteventura.
Tras la jornada deportiva, se procedió al reparto de premios que estuvo presidido por el Vicepresidente del Cabildo de Fuerteventura, don Guillermo Concepción; la Consejera de Turismo del Cabildo de Lanzarote, doña María José Docal; la Directora de Promoción y Ordenación Turística del Gobierno de Canarias, doña Sandra González; el alcalde de Antigua, don Gustavo Berriel; la Consejera de Presidencia y Red de Museos del Cabildo de Fuerteventura, doña Candelaria Humpiérrez y el gerente de la PGA de España, don Javier Roura.


La alegría de los afortunados en los premios y en los sorteos de regalos y la general satisfacción por la jornada deportiva, propició un magnífico ambiente para el cóctel que se sirvió a continuación y puso el punto y seguido a este evento de primera magnitud. Hoy jueves comienzan los profesionales y sería bonito que el público acudiera a presenciar un juego de calidad.


La guerra de birdies
El Pro-Am, ya se sabe, es una competición en la que los aficionados tienen mucho que decir, por aquello de aprovechar sus puntos de hándicap para ayudar a mejorar el supuesto mejor resultado del profesional. Pero los profesionales deben llevar el peso de la vuelta y eso se debe reflejar en la tarjeta. Esta es relación de profesionales y los birdies que hicieron ayer.


Jesús Tomás Muñoz, seis y un eagle


Miguel Angel Martín, siete


Carlos Balmaseda, siete


Gabriel Cañizares, cinco y un eagle


Santiago Luna, seis


Fernando García, seis


José Lorca, cuatro y un eagle


Carlos Suneson, cuatro y un eagle


Pol Bech, cuatro y un eagle


José Antonio Sota, cinco


Francisco Cea, cinco


Luis Claveríe, tres y un eagle


Ignacio Sánchez-Palencia, cuatro


Javier Colomo, cuatro


Juan Tomás Marco, cuatro


Alvaro Salto, cuatro


Ismael del Castillo, cuatro


Marc Pérez, cuatro


José Luis Adarraga, cuatro


José Manuel Carriles, cuatro


Daniel Quirós, cuatro


Víctor Casado, cuatro


Alejandro García, dos y un eagle


Ricardo Jiménez, tres


Mikel Galdós, tres


Carlos Quevedo, tres


Carlos García, tres


Mariano Sáinz, tres


Manuel Quirós, dos


Jesús María Arruti, dos


José Manuel Arruti, dos


Sebastián García, uno


Carlos Rodiles, uno


La anécdota
Ocurrió en el hoyo 13, un par 5 en el que, si el viento no lo impide, casi todos los profesionales llegan de dos a green. Son 485 metros desde las marcas blancas que tienen como dificultad añadida con el segundo golpe un lago que protege la calle y la entrada a green por la izquierda. Miguel Angel Martín había fallado la calle con su salida, pero pretendió arriesgar en busca de la bandera en su segundo tiro… La bola salió fuerte y baja, tan baja que salió “a escondidas” de los matorrales que bordean el lago. El jugador llegó y se dispuso a dropar otra bola pensando que había caído al agua, pero le salvó un fotógrafo que le esperaba en el green y le avisó de que su bola acabó en el bunker. Tras la sorpresa, Martín logró un par que estuvo en peligro de no haber mediado el fotógrafo, tantas veces “enemigo” para los jugadores.


Fuente: Jesús Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *