El brillante paso de Antoni Ferrer por el British Boys finaliza con su derrota en cuarta ronda

Fue eliminado a manos del danés Lucas Bjerregaard
El danés Lucas Bjerregaard ha puesto punto y final, en cuarta ronda, al brillante paso del jugador balear Antoni Ferrer por el British Boys, que un año más mostró su cara más maquiavélica a los 255 golfistas que se irán de vacío de una competición en la que ya no quedan españoles.


La aventura de Antoni Ferrer se vio interrumpida abruptamente por el buen juego del golfista nórdico, que no dio opción a su rival, al que batió por un contundente 6/5. De esta forma, y a falta de tres rondas para poder alcanzar la final, Lucas Bjerregaard presentó su candidatura al título


El golf español compareció en Little Aston con una amplia representación integrada por 17 jugadores, entre los que destacaba el defensor del título, el ilerdense de la Escuela Nacional Emilio Cuartero. El catalán, al igual que el propio Antoni Ferrer y los asturianos Saúl Menéndez y Hugo Álvarez, alcanzó la tercera ronda tras vencer sus dos primeros compromisos, pero no pudo pasar el turno; sólo el balear lo logró.


Y lo hizo con una notable brillantez, ya que dejó en el camino al inglés Oscar Sharpe (2/1), todo un vencedor del Campeonato Internacional de Inglaterra Sub-16, McGregor Trophy, e integrante de la nómina de favoritos al triunfo final.


Anteriormente se habían despedido de la competición el ilerdense Carlos Pigem, el alicantino Andrés Caballer, los madrileños Jorge Simón y Manuel Gil, el navarro Borja Virto, el barcelonés Carles Pérez, el castellonense Roberto Sebastián, el balear Josep Juaneda, el alavés José Pablo Segurola, el donostiarra Adrián Otaegui, y los asturianos Carlos García Mancebo, Enrique Alonso y Hugo Menéndez.


Las derrotas de los 17 jugadores españoles desvanecieron la posibilidad de obtener el octavo triunfo en la prueba. Para encontrar un sucesor para Jesús López (1981), José María Olazábal (1983), Francisco Valera (1991), Sergio García (1997), Alfonso Gutiérrez (1999), Pablo Martín (2001) y Emilio Cuartero (2007) habrá que esperar, al menos, un año más.


Fuente: Rfeg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *