Colofón feliz para el equipo español en el Campeonato de Europa Absoluto Masculino por Equipos

Se clasificó en quinta posición final tras batir a Dinamarca en Western Gailes (Escocia)
El equipo español concluyó en una meritoria quinta plaza su participación en el Campeonato de Europa Absoluto Masculino por Equipos después de vencer en la última jornada de competición a Dinamarca, lo que puso un colofón feliz a un torneo marcado por la extrema igualdad.


Los seis componentes del conjunto español intervinieron en la despedida del torneo para conseguir un triunfo claro y contundente (4,5/0,5) que atestigua que, de no haber caído en un igualadísimo duelo ante Escocia en cuartos de final, España era una clara aspirante a lo más alto del podio.


Únicamente Pedro Erice, cediendo medio punto ante Morten Madsen, permitió que Dinamarca inaugurara su casillero. Pero el navarro, al igual que Ignacio Elvira y Jesús Legarrea, en el foursome, y Juan Francisco Sarasti, Jorge Campillo e Iñigo Urquizu, en los individuales, rayó a un nivel similar que 24 horas antes ante Gales.


 España se metió en el grupo de ocho aspirantes a la victoria después de clasificarse al término de las dos primeras jornadas, desarrolladas bajo formato Stroke Play (juego por golpes), en la séptima posición. Ya en la fase de eliminatorias directas, la anfitriona Escocia privó a España en cuartos de final de alcanzar mayores cotas con una derrota ajustada.


 El cuadro británico se impuso por 4/3 después de adjudicarse dos decisivos puntos en los enfrentamientos individuales de la sesión vespertina por un único hoyo de diferencia. De esta forma, el combinado español quedó relegado a la lucha por los puestos del quinto al octavo.


 Así las cosas, el conjunto español no pudo repetir los éxitos alcanzados en 1997 y 2003. En la primera de esas ediciones, un combinado liderado por Sergio García se alzó con el triunfo en Irlanda, mientras que en la segunda, el cuadro encabezado por Gonzalo Fernández-Castaño y Pablo Martín Benavides repitió gesta en La Haya (Holanda).


La representación española se presentó en el campo de Western Gailes con un importante palmarés a sus espaldas y con un sexteto de garantías para intentar el asalto a la competición. No en vano, todos ellos son habituales ‘top ten’ en torneos tanto nacionales como internacionales.


Es el caso de Jorge Campillo, que afrontaba la competición después de alcanzar los cuartos de final del prestigioso British Amateur y tras una exitosa campaña en Estados Unidos en la que ha levantado hasta dos trofeos, el North Texas Classic y el Pinehurst Intercollegiate. Además, fue seleccionado para formar parte del equipo europeo que se midió al norteamericano en la Palmer Cup junto con el madrileño Pedro Oriol. Asimismo, Ignacio Elvira tuvo un retorno triunfal a la competición nacional al adjudicarse en junio el Campeonato de España Individual Absoluto en El Prat (Barcelona).


Igualmente destacada ha sido la trayectoria de Iñigo Urquizu a lo largo de 2007. A su última victoria en el Campeonato de España de Dobles conjunta con el asturiano Miguel Díaz-Negrete se suman sus triunfos en el Campeonato de Canarias y en el Campeonato Internacional de Portugal. Además, Pedro Erice, que este año parece haber efectuado un salto cualitativo que le ha acercado a los títulos, se impuso en el Campeonato de España Individual Junior Masculino en dura pugna con los siempre competitivos Jesús Legarrea y Juan Francisco Sarasti, que fueron dos de los jugadores que compartieron la segunda plaza.


Este torneo ha sido el primero de los cuatro Campeonatos de Europa por Equipos que se celebran a lo largo de este mes de julio. Del día 10 al 14 será el turno para el Sub-18 Masculino de Rold Skov (Dinamarca), el Absoluto Femenino de Castelconturbia (Italia) y el Sub-18 Femenino de Oslo (Noruega).



FINAL
Irlanda, 4,5 – Francia, 2,5


PARTIDO POR EL 5º PUESTO
ESPAÑA, 4.5 – Dinamarca, 0,5


Fuente: RFEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *