La Copa Real Club de Golf Sotogrande concentra en Cádiz a los mejores golfistas jóvenes europeos

España presenta equipos de garantías en las dos categorías en juego. Más de un centenar de jugadores participarán, del 17 al 20 de marzo, en la Copa Real Club de Golf Sotogrande, una de las más veteranas y prestigiosas competiciones por equipos que se celebran en Europa. El campo gaditano que da nombre a la competición acogerá a un ramillete de los golfistas amateurs europeos con mayor proyección internacional.


En la categoría masculina defiende título el cuarteto inglés, que el año pasado arrasó de la mano de Sam Hutsby. La joven perla británica cede esta vez el testigo a un grupo liderado por Matthew Haines y Tommy Fleetwood, campeón y subcampeón, respectivamente, de la Copa de SM El Rey 2010.


España, por su parte, presenta un equipo de garantías conformado por el donostiarra Juan Francisco Sarasti, los ilerdenses Carlos Pigem y Emilio Cuartero, y el madrileño Antonio Hortal, todos ellos con amplísima experiencia en torneos por equipos de máxima exigencia. El cuadro local, tercero en 2009, tendrá como referencia más inmediata el triunfo de los hoy profesionales Jordi García del Moral, José Luis Adarraga y Pedro Oriol, y Bosco de Checa en 2006 en la entonces denominada Copa del Jerez.


Además, la competición permitirá seguir las evoluciones de jugadores de gran talento, como el francés Victor Dubuisson –número 2 del Ranking Mundial-, el alemán Maximilian Kieffer o el irlandés Paul Cutler.


En lo que toca a la prueba femenina, defiende título Italia, que el año pasado se impuso a España por un solo golpe en Sotogrande. Sólo Camilla Patussi repite de aquel trío ganador, pero aún así las transalpinas –junto con las alemanas- se presentan como el principal escollo en el camino de España hacia el título.


Las barcelonesas Anna Arrese y Mireia Prat, y la madrileña Adriana Zwanck son las tres golfistas llamadas a devolver el título al anfitrión, que obtuvo su última victoria en 2008 gracias al acierto de una inspirada Carlota Ciganda.


Según establece el reglamento, cada país participante presenta un equipo masculino compuesto por 4 jugadores y otro femenino formado por 3 jugadoras, cuyos resultados diarios –los tres mejores en el caso de los chicos; los dos mejores en el caso de las chicas– son computados para establecer la clasificación. La competición se celebra bajo la modalidad “stroke play” (juego por golpes) a lo largo de los cuatro días que dura la prueba. Paralelamente a esta disputa, se celebra la competición individual.


Fuente: Rfeg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *