Donación económica de los capitanes del Seve Trophy a la Fundación Ballesteros

Carmen Ballesteros, hija de Severiano, ha asistido hoy a la jornada final del Seve Trophy por Golf+, la competición que creó su padre, celebrada en Saint-Nom-La-Bretèche, París.

Los capitanes del Seve Trophy, José  Mari Olazábal y Sam Torrance, en memoria y agradecimiento a quien fue su amigo y compañero, han hecho entrega de una dotación económica a la Fundación Seve Ballesteros, recogida por su hija Carmen durante la jornada final del torneo, que cada dos años enfrenta a los equipos de Europa Continental y de Gran Bretaña e Irlanda, celebrado esta semana en Saint-Nom-La-Bretèche, París. La Fundación Seve Ballesteros destinará la cuantía del talón, por importe de 100.000 euros, a la investigación de la lucha contra el cáncer y a iniciativas que faciliten la incorporación de jóvenes sin recursos al mundo del golf.

Carmen Ballesteros: “En nombre de mis hermanos Javier y Miguel y en el mío propio, quiero dar las gracias al Tour Europeo y a todas las personas involucradas en el Seve Trophy por Canal+, y en especial a José Mari y a Sam por la entrega de este cheque. También me gustaría agradecer a los jugadores de ambos equipos por haber participado en el torneo memorial de mi padre.

Mis hermanos y yo sabemos lo mucho que el Seve Trophy significó para él, la ilusión con la que lo creó y con la que participó, tanto como jugador que como capitán del equipo continental.

A José Mari le agradezco que nombrase la Fundación Seve Ballesteros entidad benéfica oficial en la pasada edición de la Ryder Cup; seguro que mi padre estaría muy orgulloso de verle cómo capitaneó y consiguió la victoria del equipo europeo en Medinah. Todos sabemos la pasión que sentía por la Ryder Cup y lo especial que esa competición era para él.

Por último, quiero decir que nuestro padre tenía muy buenos recuerdos de Saint-Nom-La-Bretèche, un campo que le encantaba, ya que aquí ganó cinco veces: el Open de Francia en el 82 y el Trofeo Lancôme en cuatro ediciones”.

Del mismo modo, el martes 1 de octubre durante la jornada del Pro-Am del Seve Trophy por Canal+, en la que Javier Ballesteros tomó parte junto a Matteo Manassero, el hijo mayor de Seve recibió de manos de José Mari Olazábal, en nombre de Ryder Cup Europe, un cheque por importe de 90.000 euros que la Fundación Seve Ballesteros aportará a Cancer Research en el Reino Unido. 

Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *