España, medalla de bronce en el Campeonato de Europa Absoluto Femenino por Equipos

Las españolas superaron a Inglaterra por 6 a 1
España, décima y decimotercera en los Europeos Sub-18 Femenino y Masculino por Equipos celebrados simultáneamente al de categoría Absoluto Femenino


España ha conseguido la medalla de bronce al superar a Inglaterra por un contundente 6 a 1 en la última jornada del Campeonato de Europa Absoluto Femenino que se ha celebrado en el campo de golf de Stenungsund, en Suecia, y que ha concluido con triunfo del país anfitrión tras superar a Holanda en la gran final.


Las españolas, que perdieron por 3-4 ante las suecas en semifinales en un épico enfrentamiento que muchos consideraron como la final anticipada, ejercieron un amplio dominio ante las inglesas desde el primer momento, materializado en primer lugar por dos victorias laboriosas en los encuentros por parejas.


Carlota Ciganda y Azahara Muñoz culminaron una sobresaliente actuación durante este Europeo con un triunfo en el hoyo 17 ante Elisabeth Bennett y Naomi Edwards, superadas por la calidad española que asimismo se reprodujo en el igualadísimo choque protagonizado por Belén Mozo-María Hernández ante Rachel Jennings-Jodi Ewart, las dos mejores componentes del equipo inglés, que acabaron cediendo en el hoyo 19.


Esta segunda victoria, que puso 2 a 0 a favor de España en el marcador parcial, dio alas a las españolas al tiempo que sumía en una delicada situación a las inglesas, quienes sin embargo salieron a disputar los encuentros individuales con total entereza.


Florentyna Parker puso en apuros a Azahara Muñoz en los primeros compases de su duelo antes de que la malagueña se impusiera en el hoyo 16, mientras que Carlota Ciganda, que protagonizaba el segundo partido, no dio opciones reales a Kerry Smith, a quien derrotó en el hoyo 15 para sumar el punto decisivo para el desenlace del match.


No en vano, con 4 a 0 en el marcador, dos de los tres partidos que se mantenían en juego en ese momento y que se encontraban empatados –Belén Mozo contra Naomi Edwards y Adriana Zwanck contra Elisabeth Bennett– se dieron por finalizados, mientras que María Hernández, que ganaba por 1 hoyo en ese instante, prosiguió su choque ante Jodi Ewart hasta derrotarla en el hoyo 17 e inscribir el definitivo 6 a 1 a favor de España en el marcador.


España, novena en el Campeonato de Europa Sub-18 Femenino por Equipos


Celebrados al mismo tiempo que el Europeo Absoluto en Murcar (Escocia) y Bled (Eslovenia), España concluyó en décima y en decimotercera posición en los Campeonatos de Europa Sub-18 Femenino y Masculino, respectivamente.


Las españolas cedieron ante Francia por 1.5 a 3.5 en una jornada final caracterizada por la intensa lluvia y el fuerte viento que dificultó las evoluciones de todas las participantes.


España, novena clasificada en la primera fase previa a las eliminatorias por el título, quedó fuera de la lucha por las medallas desde ese momento, un traspié que dio paso a dos contundentes victorias ante Noruega y Finlandia antes de perder ante Francia con la novena plaza en juego.


Españolas y francesas se repartieron los puntos durante la celebración de los dos partidos por parejas, con victoria convincente de Anna Arrese y Elia Folch ante Audrey Goumard y Alexandra Bonetti por 4/2 y derrota en el último hoyo de Marta Silva y Ana Fernández de Mesa frente a Emilie Alonso y Rosanna Crepiat.


La igualdad existente hasta ese momento se rompió a favor de Francia durante los partidos individuales. Emilie Alonso, muy superior a Marta Silva, ganó a la gallega por 6/5, mientras que Rosanna Crepiat hizo lo propio con Anna Arrese en el hoyo 17, sin que la reacción de Ana Fernández de Mesa –que iba perdiendo por 3 hoyos en el 11 antes de empatar en el 15– tuviese efecto práctico en el desenlace del choque entre ambos países.


Decimoterceros en el Europeo Sub-18 Masculino por Equipos


En la competición masculina Sub-18, España superó a Gales por 3 a 2 en la jornada final, que ha coronado a Suecia como ganador tras vencer a Noruega en la gran final.


La trayectoria del conjunto español estuvo condicionada por su ausencia in extremis de los cuartos de final. Empatados con Inglaterra y Dinamarca en la séptima plaza al término de la primera fase, España fue relegada al noveno puesto en aplicación del reglamento, que toma en cuenta la tarjeta descartada dentro de cada equipo para deshacer los empates.


Con la novena plaza en mente como mejor clasificación posible a partir de ese momento, una derrota ante Suiza en la primera de las eliminatorias condujo a España a enfrentarse con posterioridad a Bélgica y finalmente Gales, una victoria sencilla y otra más complicada que dan como resultado el decimotercer puesto conseguido finalmente.


A pesar de que el duelo por parejas se inició primero, fue éste el que concluyó más tarde que cualquiera de los partidos individuales, convirtiéndose su desenlace en decisivo toda vez que en ese momento cumbre el marcador parcial señalaba empate a 2. Los dos jugadores ilerdenses contribuyeron en este apartado con sus importantes puntos, Emilio Cuartero de manera muy sencilla –triunfo por 6/5 ante Rodri Harsto– y Carlos Pigem de forma más complicada, ya que su choque ante Ben Enoch se desequilibró definitivamente en el último hoyo.


Carles Pérez y Borja Virto alargaron igualmente sus partidos hasta el último hoyo, si bien en su caso el resultado fue negativo ante los aciertos respectivos de Chris Nugent y Llion Lyod, un empate a 2 puntos momentáneo que dejaba todo a expensas del resultado del encuentro por parejas.


Manuel Gil y Saúl Menéndez, que cedían por 3 hoyos en el 9, reaccionaron con brío en la segunda parte del recorrido, forzando un desempate que se dilató hasta el hoyo 25, momento en el que Rhys Pugh y Mathew Moseley acabaron cediendo.


Fuente: RFEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *