Homenaje a los jugadores españoles de la Ryder Cup con motivo del Madrid Masters

El Madrid Masters fue escenario anoche de un entrañable homenaje a todos los jugadores españoles que han participado en la Ryder Cup, la competición más prestigiosa del mundo del golf que enfrenta cada dos años a un equipo de Estados Unidos y otro de Europa.


Organizado por la RFEG y los promotores del Madrid Masters, contó con la presencia de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el  Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lizzavetzky, el vicepresidente del Circuito Europeo, Ángel Gallardo y el Presidente de la RFEG, Gonzaga Escauriaza.


El acto quiso reconocer de una forma expresa la aportación de estos  jugadores para engrandecer una competición que se ha convertido en el tercer acontecimiento deportivo del mundo, sólo por detrás de los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol.


La irrupción de Severiano Ballesteros en la década de los 70, provocó que el equipo de las Islas Británicas, hasta entonces rival de los americanos en clara desventaja, se abriera a Europa Continental. A partir de entonces, en 1979, los europeos contaron siempre con los mejores jugadores españoles en el equipo, logrando las victorias de 1985, 1997 y 2006 en suelo europeo, 1987, 1995 y 2004 en Estado Unidos y el empate en la edición de 1989.


Siguiendo el orden cronológico de las apariciones en la Ryder Cup, fueron recibiendo una placa conmemorativa los protagonistas de la noche. El primero en subir al estrado fue Antonio Garrido que participó junto a Severiano Ballesteros –ausente debido a su convalecencia- en la edición del 79.


Tras él y siempre entre cariñosos aplausos del público, subieron al escenario Manuel Piñero y José María Cañizares (edición del 1981) que ironizaron sobre los cambios que ha experimentado el golf en los últimos años. En 1983, la Ryder Cup contó con Severiano Ballesteros y José María Cañizares y en la edición de 1985, el equipo contó con cuatro españoles entre sus filas: Severiano Ballesteros, Manuel Piñero, José María Cañizares y Pepín Rivero.


En 1987 jugaron Pepín Rivero, Severiano Ballesteros y José María Olazábal, formando éstos últimos una de las mejores parejas de la historia de la competición. Otros tres españoles entraron en el equipo de 1989: Seve, Cañizares y Olazábal. Ballesteros y Olazábal fueron los representantes españoles en las ediciones de 1991 y 1993.


En la inolvidable edición de 1997 con victoria europea en Valderrama, Severiano Ballesteros hizo de capitán y contó con la ayuda de Miguel Ángel Jiménez como vicecapitán. Jugaron Nacho Garrido y José María Olazábal y se clasificó Miguel Ángel Martín.


En 1999, el debutante fue Sergio García, que jugó con Miguel Ángel Jiménez y José Maria Olazábal, y en 2002, fue Sergio el único representante español en el equipo europeo.


En 2004 Miguel Ángel Jiménez y Sergio García fueron los españoles del equipo europeo y en 2006 Sergio y Olazábal. La última edición de la Ryder, celebrada en 2008, contó con la participación de Sergio García y Miguel Ángel Jiménez.


Tanto Gonzaga Escuriaza, como Jaime Lizzavetsky y Esperanza Aguirre, felicitaron a los jugadores por su impresionante contribución a la Ryder Cup y aseguraron que esa entrega es ahora el mejor aval para que España vuelva a albergar esta competición en Madrid 2018.


De la misma forma, apoyaron la inclusión del golf como deporte olímpico, una decisión que tomará el viernes el Comité Olímpico Internacional, y que supondrá un empuje decisivo para el desarrollo de este deporte en España.


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *