El malagueño Miguel Ángel Jiménez ha logrado en Dubai su 16ª victoria en el Circuito Europeo

Jiménez –con una última vuelta de 72 golpes, el par del campo- y el inglés Lee Westwood terminaron empatados con 11 bajo par, y han sido necesarios tres hoyos de play-off para que se impusiera el “Pisha”.


Jiménez: 70-67-68-72 = 11 bajo par


Play-off:


Jiménez: hoyo 18, par; hoyo 18, par; hoyo 9, par


Westwood: hoyo 18, par; hoyo 18, par; hoyo 9, bogey


Miguel Ángel Jiménez: “Estoy pletórico, contentísimo. Me están esperando algunos jugadores españoles y lo vamos a celebrar ahora, o en el aeropuerto esta noche, que volamos para España.


Ha sido una semana estupenda, estoy jugando bien y dándole bien a la pelota, pero lo más importante es que he disfrutado mucho en el campo, me he sentido muy bien, muy a gusto.


Es mi 22ª temporada en el Tour Europeo y estoy muy contento por haber vuelto a ganar, feliz. Esto demuestra que los abuelos seguimos ahí, nos vienen pegando codazos ¡pero sabemos resistir!


Hoy, el campo no estaba fácil, un poco más complicado que los otros días con las banderas esquinadas y brisa a rachas. Era difícil controlar la pelota pero yo he mantenido la calma y eso me ha ayudado a ganar, esa ha sido la clave.


Me he mantenido muy sereno durante toda la vuelta, iba hablando con mi caddie, Mark, un amigo que vive aquí en Dubai, que no se dedica a esto pero le pedí que me llevase la bolsa y no nos ha podido ir mejor. Lo hemos pasado muy bien.


Es año de Ryder pero todavía está muy lejos, es cosa de largo plazo, de momento hay que tratar de concentrarse en cada semana y seguir jugando bien, lo bueno es que estoy exento en todos los Grandes.


En el primer hoyo del play-off lo vi un poco negro, se quedó la bola al borde del agua pero pegué un approach muy bueno para poder seguir. En el segundo no cogí calle, luego jugué la madera cinco y tuve que meter un buen putt desde cinco metros para seguir vivo.


En el tercer hoyo, que jugamos el nueve, fallé otra vez la calle y los dos fallamos el green. Lee tenía un putt de dos metros y medio y yo de dos. Pensé que él la iba a meter pero la falló, yo vi mi bola derechita al hoyo ¡y ha sido para mí!”.


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *