Miguel Ángel Jiménez anfitrión del Open de Andalucía

Se disputará en el Parador Málaga Golf del 24 a 27 de marzo. Tomarán parte dos ganadores de esta temporada: Louis Oosthuizen y el malagueño Pablo Martín. Jiménez: “He cumplido 47 tacos y llevo 23 temporadas en el Tour Europeo; la ilusión está intacta, y el gusanillo de la competición sigue vivito y coleando”


Miguel Ángel Jiménez será, por quinto año consecutivo, anfitrión del Open de Andalucía, torneo valedero para el Circuito Europeo que celebrará su décima edición en el campo del Parador Málaga Golf del 24 al 27 de marzo, contando con el patrocinio principal de la Junta de Andalucía y la colaboración de Audemars Piguet.


Miguel Ángel Jiménez: “Sigo empeñado en sacar el Open de Andalucía adelante, aunque me está costando mucho. Yo estoy aquí y soy lo que soy gracias al golf, y esta es la manera de devolver a mi tierra parte de lo que yo he logrado en mis 23 temporadas en el Circuito Europeo.


El golf en esta parte de Andalucía es mucho más que un deporte, se ha convertido en una industria y, aunque está pasando por un momento muy delicado como la economía en general en todo el mundo, aquí la industria del golf genera muchos puestos de trabajo y  da de comer a muchas familias.


Es el quinto año que organizo el torneo a través de mi empresa Fade & Draw Target: empezamos en el 2007 en Aloha y repetimos al año siguiente, en 2009 se jugó en el Real Club de Golf de Sevilla, el año pasado decidimos celebrarlo en el Parador Málaga Golf donde se volcaron y nos trataron de maravilla, y por esa razón volvemos por segundo año consecutivo.


Todavía no se ha cerrado la inscripción de jugadores, sigo hablando con varios y tratando de echarles el lazo para que vengan a jugar, pero me siento muy orgulloso de que vuelva Louis Oosthuizen a defender título; tener al vigente campeón del Open Británico es un auténtico lujo. Además, ha demostrado mantenerse en buena forma ganando el mes pasado el Open de África.


También me ha confirmado que viene Pablo Martín, que ha empezado otra vez como un cohete ganando el primer torneo de la temporada (Alfred Dunhill Championship en Sudáfrica). Me dio mucha pena que no pasase el corte en el Open de Andalucía el año pasado con la ilusión que tenía, pero es un currante nato que me consta está trabajando para lograr la regularidad y consistencia que se necesita en este deporte. Pablo terminará por despegar y será imparable, tiene un potencial tremendo y, sobre todo, da unos golpes con muchísima imaginación, que me recuerdan a los golpes imposibles que daba Severiano.


Los jugadores se marcharon encantados el año pasado, no sólo por el trato que recibieron sino también por el campo. El Parador Málaga Golf acometió reformas y el recorrido se presentó en muy buenas condiciones. Lo redujimos a par 70, pero solo para el torneo; lo que hicimos fue rebajar a par 4 los hoyos uno y 16 para que fuese mucho más competitivo. La gente le teme a veces a los campos de par 70 y no debe ser así, hay grandísimos campos en los que se juegan torneos del Grand Slam que tienen par 71 ó 70.


Quiero agradecer a la Consejería de Turismo y Deporte, y en particular a Luciano Alonso el consejero, por su apoyo al torneo. Asimismo, deseo mostrar mi agradecimiento a todo el personal del Parador con Víctor Teodosio al frente, que se esfuerza por atender nuestras peticiones y siempre está dispuesto a satisfacer las necesidades de los jugadores y del Tour Europeo.


El balance de los cuatro primeros torneos de esta temporada es bueno, me encuentro bien física y mentalmente y estoy pegándole bien a la pelota. Mi preparador físico ha viajado conmigo a los Emiratos, igual que hicimos el año pasado, y hemos trabajado muy bien.


Estuve a punto de ganar el Volvo Golf Champions en Bahrein; fue una pena que no entrasen los putts porque a la bola le estaba dando de escándalo, y me quedé a un solo golpe de Casey. Llegué a desesperarme, me dejé muchas oportunidades de birdie y no hubo forma de rematar la faena.


He cumplido 47 tacos y llevo 23 temporadas en el Tour Europeo; la ilusión está intacta, y el gusanillo de la competición sigue vivito y coleando. Mi objetivo continúa siendo el mismo de siempre: disfrutar de lo que hago y, sobre todo, vivir y disfrutar del momento”.


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *