Peter Lawrie se impone en el Open de España 2008 en el Real Club de Golf de Sevilla

Lawrie ganador del Open de España de GolfTras dos hoyos de play-off frente a Nacho Garrido y logra su primera victoria en el Circuito Europeo
Tres españoles entre los diez primeros: Garrido segundo, Jiménez y García Heredia cuartos
Un año más los españoles fueron los encargados de inyectar toda la emoción al Open de España patrocinado por Reale, Turespaña y la Consejería de Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía para, finalmente, dejarlo escapar a favor del irlandés Peter Lawrie, que se impuso a Nacho Garrido en el segundo hoyo de play-off, con quien había terminado empatado con menos 15.


La emoción en el Real Club de Golf de Sevilla se mantuvo hasta el último momento; el campo –en unas condiciones inmejorables como no se han cansado de afirmar los jugadores durante toda la semana- no estaba fácil en la última jornada, la presión era demasiada por lo que no hubo tantos birdies como en las vueltas anteriores.


Garrido partía como líder y firmó cinco bogeys por dos birdies por los nueve primeros hoyos, mientras Jiménez tomaba el mando gracias a cuatro aciertos por un error. En los partidos anteriores, otros nombres subían y bajaban en el marcador como Lynn, Hansen o incluso Alfredo García Heredia.


A partir del hoyo ocho Garrido pareció recuperar el terreno perdido y, cuando parecía que la cosa iba estar entre los dos españoles, el malagueño tiró dos bolas al agua en el hoyo 10, enterrando todas sus opciones al título en el lago con un  triple bogey.


Nacho recuperó con dos birdies en los hoyos 10 y 12, y mientras tanto un sigiloso Peter Lawrie iba escalando puestos gracias a sus 67 golpes, para acabar con un total de 15 bajo par. Lawrie esperaba en la caseta de recogida de firmas viendo en televisión los últimos golpes del madrileño, que embocó un impresionante putt desde 10 metros, con dos caídas, para igualarle y salir los dos a play-off.


En el primer hoyo del desempate, en el 18, los dos jugadores demostraron ser unos grandes campeones y lo pelearon con birdie; Nacho tenía la bola más cerca, a dos metros, pero el irlandés embocó “probablemente uno de los mejores putts” de su vida, desde unos 10 metros con caída muy complicada. Volvieron a disputar el hoyo 18; Lawrie cayó en el bunker de la derecha y Garrido dejó la bola en calle a la izquierda, pero tuvo muy mala suerte con el segundo golpe de sandwedge, que botó en green y le hizo backspin hasta caer al agua. A Lawrie, con asegurar los dos putts le bastaba para ganar el torneo, y así lo hizo.


Peter Lawrie ha logrado hoy su primera victoria profesional, quitándose la espina del Open de España del año 2003 que perdió en play-off, firmando 67 golpes para un total de 15 bajo par: “Nunca hasta el 18 pensé que podría ganar. Miré la pizarra de los líderes después del nueve y vi que Jiménez estaba con menos 15, ni se me pasó por la cabeza que podría terminar ganando yo.


Por los nueve segundos iba jugando muy bien, y al llegar al 18 pensé, ¿miro la pizarra, o no la miro, la miro o no la miro? Y cuando estaba colocándome para patear, la pizarra estaba al fondo hacia donde yo tenía que tirar la bola, la miré y vi que en aquel momento yo estaba el primero. Fue sólo entonces cuando pensé que podría ganar.


En el primer hoyo del play-off creí que Ignacio sería el campeón, pero yo metí un putt de esos que consigues pocas veces, uno de los mejores putts de mi vida. En el segundo hoyo de play-off nunca creí que la bola de Ignacio fuera al agua, parecía un buen golpe, ahí sabía que debía asegurar los dos putts y así fue.


He puesto mucho esfuerzo y dedicación en este deporte, y hoy ha llegado la recompensa”.


Nacho Garrido, 72 golpes para 15 bajo par: “He hecho todo lo posible. Este deporte es así, de 100 veces que hubiera jugado el play-off como lo he jugado y las 100 veces lo ganaría. El golpe del segundo hoyo de desempate pensé que era bueno y mira dónde acabó, en el agua.


Si a la mitad del recorrido me dicen que iba a estar en esta situación me hubiera dado con un canto en los dientes. Quería ganar y pensaba que iba a ganar.


El putt del 18 para forzar el play-off era de unos 10 metros, buenísimo.


En el primer hoyo de desempate no creía que él metería el putt. He hecho lo que tenía que hacer, pero no puedes controlar lo que hacen los demás. Tendremos que esperar para tener un ganador español, el año que viene será.


Miguel Ángel es un gran jugador, es el tío más valiente que existe jugando al golf. Lo del hoyo 10 le ha pasado porque, usando una expresión muy española, los tiene muy bien puestos. Él juega para ganar y por eso ha ganado tanto. Después se ha recuperado, pero las cosas a veces no salen. Qué voy a decir de Miguel que no se sepa. Me he sentido muy apoyado por el público toda la semana”.


Miguel Ángel Jiménez ha terminado en cuarta posición con 13 bajo par después de firmar una tarjeta con 71 golpes: “Ha sido una puñalá. Pensaba que lo tenía, pero El de arriba sabrá… El hoyo 10 me ha matado. Tenía la bola más alta que los pies pero no se puede hacer un triple bogey desde la calle con un hierro nueve en las manos, no se puede. Después he tirado con blaster y otra vez al agua. Ocasiones como éstas hay pocas y a este torneo le tenía muchas ganas. Ha sido una puñalá. A Nacho le he visto algo tenso hasta el hoyo ocho, después, mucho mejor, ha jugado muy bien. El público ha estado magnífico, apoyándonos en todo momento. Ha sido una pena”.


Alfredo García Heredia ha firmado 68 golpes, total -13, para empatar en cuarta posición. Tiene 25 años, es asturiano, del Club de Golf La Morgal y ha sido dos veces Campeón de España Amateur. Profesional desde el 2005, ese mismo año ganó un torneo del Peugeot Loewe Tour. Como anécdota, en una visita del ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton a Tenerife, jugó con él 18 hoyos. “Mi objetivo para hoy era intentar acabar entre los 10 primeros para poder jugar en Italia la semana que viene. El comienzo la verdad es que no ha sido muy bueno, quizás fui demasiado agresivo y hoy volaba más la bola, y en el dos y en el tres hice doble bogey. No me vine abajo porque estoy jugando con mucha confianza, y sabía que lo podría arreglar.


La clave del día ha sido el hoyo 11, he pegado un golpe malo con el hierro seis al bunker de la izquierda, un golpe muy complicado, hice una sacada muy buena, me pasé dos metros y metí el putt para par, muy importante, que me dio muchos ánimos porque quedaban hoyos cruciales.


No esperaba hacer un torneo como este, pero los otros tres días empezaba fenomenal y acababa mal, y hoy he pensado que sería posible darle la vuelta, al empezar mal dije, pues voy a intentar acabar bien, y estoy encantado porque lo conseguí, porque pensarlo es más fácil que ponerlo en práctica”.


El público asistente al Open de España en el RCG de Sevilla, que hoy ha superado los 12.000 visitantes, ha dado una auténtica lección de apoyo, comportamiento y deportividad y así lo han señalado los jugadores, especialmente Nacho Garrido en la entrega de premios: “Muchas gracias por haberme ayudado y apoyado tanto. Si no llega a ser por vosotros nunca habría llegado al play off”. 


Esta 82ª edición del Open de España que tanto los jugadores, como los oficiales del Circuito Europeo, organizadores y los 150 periodistas acreditados han coincidido en calificar como la más exitosa en toda la historia del torneo, no hubiese sido posible sin el patrocinio de Reale Seguros, Turespaña, la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía y Turismo de Sevilla, y el co-patrocinio de BMW, OKI, Lacoste, Turismo de Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, RCG Sevilla, Mahou, Adecco, Avis, Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y Hesperia. Además han colaborado Golf Digest, MARCA, El Mundo, Radio Marca, COPE, Turismo de la Provincia Diputación de Sevilla y Rolex.


Noticias del Open de España de Golf


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller


Foto: Luis Corralo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *