Razones para la postura de la PGA de España

Estamos viviendo un conflicto que algunos creen está provocado sin motivos razonables por la PGA de España. Y nada más lejos de la realidad. La PGA de España lo único que está defendiendo es el deseo democrático de sus miembros, expresado libremente en Asamblea.


Existen 12 puntos decisivos que los organizadores del otro circuito no quieren sentarse a negociar y por cuyo motivo la controversia dura ya más de seis meses.


Pero lo cierto es que la PGA de España sólo trata de salvaguardar los intereses del colectivo cuya filosofía, curiosamente, es la que ya existía en el año 2000, impulsada entre otros por el mismo grupo del otro circuito. Y resulta cuando menos curioso que lo que se hacía necesario cumplir cuando era suyo el control de las competiciones, resulte una barbaridad cuando es la PGA de España quien lo propone para autogobernarse deportivamente. No es que los tiempos hayan cambiado; han cambiado los intereses. Y la PGA de España debe luchar por los intereses de todo el colectivo.


A modo de ejemplo, en junio de 2001, ante la petición de organizar un torneo de profesionales ajeno al propio Circuito (entonces denominado Peugeot Oki Tour de España), la PGA contestaba accediendo a su celebración y autorizando a participar en el mismo sólo a un determinado grupo de jugadores (los locales y próximos geográficamente), tratando de salvaguardar la integridad y calidad del Circuito propio.


El apartado de “Eventos conflictivos” incluido en el Reglamento del Circuito, mostraba una enorme similitud con la situación actual.


“(…) El Peugeot Tour de España exige a todos los miembros que se sometan a las Normas de Eventos Conflictivos que a continuación se citan, para competiciones externas e internas y así, asegurar que el Tour estará en disposición de cumplir, en todo momento, sus obligaciones colectivas con respecto a proporcionar una participación de jugadores representativa.”


En esa misma Normativa se recoge el apartado 7 (Exenciones a Torneos), en el que claramente se especifica que: “Los jugadores que deseen participar en Torneos y Pro-Ams cuyo Reglamento y condiciones no hayan sido aceptados o aprobados por la Asociación de Profesionales de Golf de España, deberán solicitar un permiso especial de la APG. La vulneración de esta regla supondrá la consumación de una falta muy grave, suponiendo la exclusión del Circuito por un año.”


Como es natural, se excluían de los Eventos Conflictivos todas las competiciones de carácter internacional que se consideran de rango prioritario, Torneos del Circuito Europeo o Americano; Torneos del Circuito Challenge Europeo; Torneos del Circuito Senior Europeo o Americano; Torneos en los que los jugadores representen a España.


Y esto lo defendió la misma dirección que ahora pretende lo contrario porque controla otro circuito.


En definitiva, la PGA de España no trata de imponer un criterio fuera de lugar ni revolucionario, y ese mismo criterio corrobora los deseos permanentes de los profesionales españoles como se demuestra a través de las reglamentaciones de los albores del Circuito Nacional, aunque algún sector lo quiera ver como una actitud de provocación, porque sus intereses son diferentes.


Ante la confusión que existe respecto a las normas que la PGA de España exigía en el inicio de las conversaciones, y que han motivado que la otra parte no se siente a negociar, queremos hacer público que son las siguientes:


PUNTOS DE NEGOCIACIÓN PROPUESTOS POR LA PGA DE ESPAÑA


1.- Presencia razonable del logotipo de la PGA de España en los torneos del Circuito en una serie de soportes publicitarios tales como papel oficial, poster oficial, vallas publicitarias, carteles y página web del Circuito.


2.- Presencia de las siglas PGAe en el nombre del Circuito.


(La PGA de España aceptó por escrito que no lo impondría en el año 2009 si los patrocinadores encontraban inconvenientes).


3.- Gobierno y control deportivo por parte de la PGA de España


Para que un torneo sea puntuable tendrá que cumplir una serie de premisas marcadas por la PGAe


Las fechas de todos los torneos del Circuito Nacional tendrán que ser negociadas con la PGAe


El Director del Torneo tendrá que ser autorizado por la PGAe


El Director del Circuito será nombrado por la PGAe. (Será el Presidente de la PGAe que delegará sus funciones en el Director del Torneo).


El Reglamento del Circuito será definido por la PGAe


El Comité de Jugadores será un órgano consultivo de cierta relevancia con el objetivo de defender el interés general de todos los jugadores.


4.- Las cuotas de la Escuela, Circuito y Campeonatos serán definidas año a año por la PGA de España. Dichas cuotas irán en su totalidad a la PGAe.


(Así ha sido también en años anteriores).


5.- La PGAe percibirá el 2,5% de los premios de los profesionales en cada torneo del Circuito.


(Así ha sido también en años anteriores)


6.- En cada torneo del Circuito tendrá que destinarse un mínimo de 4.000 euros para cubrir los posibles empates. (En lugar de los 2.000 euros previstos actualmente por torneo, que casi nunca son suficientes). Si esta cantidad no se consumiera, en todo o en parte, el sobrante se utilizará para incrementar todos los premios en la cantidad que corresponda.


7.- Los pagos de los torneos se realizarán en un plazo máximo de 30 días.


8.- Se respetarán los aumentos anuales mínimos de los torneos en el IPC.


(Debido a la crisis económica, la PGAe era flexible en que se redujeran los gastos, incluidos los premios de los jugadores, en la misma proporción en que se rebajara el montante de los patrocinios).


9.- Parte de las invitaciones de profesionales de cada torneo irán a la PGAe


10.- Los torneos del Circuito Nacional tendrán que tener una mínima cobertura televisiva. (Aunque sea en formato reportaje).


11.- Los honorarios y gastos del Director del Torneo y los posibles gastos de representación PGAe serán cubiertos por el promotor o en su defecto el promotor abonará a la PGAe una cantidad equivalente al 5% de los premios en cada torneo para cubrir estos gastos.


12.- La gestión administrativa correrá a cargo de la PGAe como en años anteriores: Envío de circulares, recepción de inscripciones, pago de premios, registro de jugadores, cobro de inscripciones, realización de las facturas de cada torneo a los profesionales, etc…


Fuente: Jesús Ruiz 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *