Sam Hutsby y Louis Oosthuizen, al mando en el Open de Andalucía

El inglés Hutsby y el surafricano Oosthuizen firman 63 golpes en la segunda jornada para auparse al liderato con 130 golpes, -10. Gabriel Cañizares se coloca cuarto, a 3 golpes, con un vueltón de 64 (-7). Gonzalo Fernández-Castaño es noveno, a cuatro golpes. Espectaculares golpes en el Parador Málaga Golf: record del campo de Paul Waring, albatros de Gabriel Cañizares y hoyo en uno de Scott Drummond y David Horsey.


La segunda jornada del Open de Andalucía, que se está disputando en el Parador Málaga Golf, ha terminado con dos jugadores empatados al frente de la clasificación, Sam Hutsby y Louis Oosthuizen, que con 130 golpes (-10) aventajan sólo en dos al danés Soren Kjeldsen.


La alegría para los aficionados españoles ha llegado de la mano de Gabriel Cañizares, que con una vuelta de 64 –albatros incluido- se ha colocado en cuarta posición a tres golpes de la cabeza. Gonzalo Fernández-Castaño ha firmado 66 (-4) y también es Top ten. Mañana saldrá a cuatro golpes de los líderes.


Sam Hutsby, 130 golpes (-10), es uno de los jóvenes británicos más prometedores del Circuito. Ganador del Internacional de España Copa del Rey en 2006, debutó en el Circuito Europeo en el Open de España de 2007 como amateur. Logró la tarjeta del Tour al quedar segundo el año pasado en la final de la Escuela celebrada en el PGA de Catalunya.


Hutsby firmó también una gran actuación en el Castelló Masters Costa Azahar 2009, su segundo torneo como profesional, en el que finalizó octavo empatado.


“Hacer 63 golpes tiene un significado especial para mí. Cuando era amateur, logré tres veces este resultado y decidí grabar esa cifra en los wedges y en las bolas con las que juego porque mi objetivo es batir ese resultado. Hoy he estado a punto y estoy muy contento”.


El surafricano Louis Oosthuizen, 130 golpes (-10) busca su primera victoria en el Circuito Europeo y lleva una buena temporada. Llega a Málaga después de pelear por el triunfo en Marruecos la semana pasada en la que fue segundo.


“Continúo con buenas sensaciones, estoy jugando bien y me encuentro muy cómodo. He hecho cinco golpes menos por los nueve segundos y he terminado con mucha confianza”.


El danés Soren Kjeldsen está defendiendo con uñas y dientes su torneo. Hoy ha hecho 67 golpes (-3) para quedarse a dos de los líderes con -8. “Ha sido un día más complicado. Ha soplado algo de viento y eso me ha hecho cambiar de estrategia. Estoy muy cómodo jugando este campo, creo que le he cogido el punto y me encuentro confiado de cara al fin de semana”.


El madrileño Gabriel Cañizares, 133 golpes (-7), es el español mejor clasificado en cuarta posición. “Solo he pensado en cada golpe y en hacerlo bien. Estoy casi más contento por cómo he jugado, -concentrado y relajado-, que por otra cosa. La experiencia asiática de intentar sacarme la tarjeta en ese Circuito me ha ayudado mucho, me ha servido para abrir horizontes y espabilar”.


Cañizares ha logrado un albatros en el hoyo 12, un par cinco que ha completado en dos golpes. “He tenido mucha suerte. Pegué un Drive a la izquierda que dio en un árbol y salió a la calle. Después, la madera 3 desde 232 metros ¡y dentro! Es la primera vez que lo hago”.


Gonzalo Fernández-Castaño, 134 golpes, – 6: “He jugado bien, aunque sin hacer nada espectacular; más ordenado y pegándole bien a la bola. Con los hierros ha habido un poco de todo y el putt… es lo que  hay, más de lo mismo y he vuelto a terminar con tres putts. No sé qué me pasa, me bloqueo mentalmente y pienso que voy a fallar; tal como estoy pateando no creo que esté en la lucha el fin de semana”.


Uno de los jugadores más satisfechos hoy en el Parador Málaga Golf ha sido Paul McGinley, que ha hecho 66 golpes y está a cuatro de la cabeza, un resultado meritorio ya que el irlandés se operó hace cuatro meses de su rodilla izquierda por sexta vez y este es su segundo torneo de la temporada.


“Estoy muy contento, todavía me siento al 50 por ciento y tengo molestias, así que estoy contentísimo con el resultado. Es increíble cómo ha avanzado todo, en cuatro meses ¡he tenido que cambiar todos mis palos!


Voy al gimnasio a diario, siempre he cuidado la parte física y eso es lo que me permite seguir jugando pese a las lesiones. Ha soplado el viento y eso me encanta. Ojalá siga así el fin de semana”.


Pablo Larrazábal y Carlos del Moral se encuentran a seis golpes de la cabeza con un acumulado de 136 (-4).


El madrileño Santi Luna se ha reencontrado con su mejor juego y ha hecho 66 golpes, -6: “Estoy muy, muy contento, he jugado bien, he metido los putts y me he sentido muy bien en el campo. Añoraba una vuelta así, hace unos dos años que no hacía un resultado así. En todo este tiempo las vueltas buenas han sido rondando el par y eso desgasta mucho. Hoy he podido relajarme aunque el en 18 me he encogido un poquito.


Estoy feliz y a ver si consigo hacer otras dos buenas vueltas y disfrutar en el campo. Ha venido de caddy mi hijo Marcos, de 16 años. El año pasado me lo llevé dos semanas a dos torneos en el Challenge y fue algo extraordinario. Me gusta que venga conmigo porque si tengo un momento malo, le miro y me doy cuenta de qué cosas son importantes de verdad en la vida”.


Record del campo, un albatros y dos hoyos en uno


La segunda jornada del Open de Andalucía ha brindado a los espectadores numerosos golpes espectaculares, además del albatros de Gabriel Cañizares otros dos jugadores han logrado Hoyo en Uno en el par 3 del hoyo seis 6, el escocés Scott Drummond y el inglés David Horsey.


El inglés Paul Waring ha batido el record del campo con 62 golpes (-8), y ocupa la decimoséptima posición con 4 bajo par: “Estoy contentísimo. Los greenes están fantásticos a pesar de toda el agua que han soportado, han hecho un gran trabajo. He pegado muy buenos hierros y wedges, dejando la bola bastante cerca y he metido los putts”.


Borja Etchart, asume su descalificación con tristeza y da la cara


La descalificación de Borja Etchart ha sido un jarro de agua fría para el joven jugador que entró en el último momento en el Open de Andalucía, donde ha competido con su hermana Paula –también profesional- haciéndole de caddie. Hoy ha dado la cara y ha atendido a los medios de comunicación que le han solicitado una reacción.


“Yo asumo mi responsabilidad, por supuesto, pero lo hice sin darme cuenta. Lo que no entiendo y me parece poco caballeroso por parte de los otros jugadores es que no me avisaran en cuanto me vieron hacerlo incorrectamente.


Según las reglas había dos opciones: si me hubiesen avisado antes de golpear la bola, yo la hubiera repuesto sin penalidad, o bien una vez pegada, hubiera tenido dos golpes de penalidad. Ellos esperaron a terminar los 18 hoyos y, no sólo eso, esperaron a que firmásemos la tarjeta, lo que me parece un gesto muy poco caballeroso por su parte. No entiendo cómo no me avisaron”.


El corte se establece en el par del campo


El corte se ha quedado establecido en el par del campo, lo que deja fuera de competición a Pablo Martín, José Manuel Lara, Carlos Rodiles, Raúl Quirós o Alejandro Cañizares, entre otros.


El Open de Andalucía cuenta con el patrocinio principal de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía y MAPFRE. Colaboran con el torneo el Ayuntamiento de Málaga, Osborne, European Tour, Race to Dubai, Federación Andaluza de Golf, Paradores, Valle Romano, Ping, Srixon, AMG, Kyocera, Niza Cars, Sanap, Hotel Meliá Sol Príncipe, Autocares Mateos, Heineken, Nissan, Vodafone, Solinca y Bensauto. La organización y promoción son responsabilidad del campeón Miguel Ángel Jiménez, a través de su empresa Fade & Draw Target.


Fuente: Mª Acacia López-Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *