Tiger Woods pide disculpas por su “irresponsable” comportamiento, pero no sabe “cuándo” va a volver

“Lo que hice fue inaceptable y yo soy la única persona a quien se debe echar la culpa”. El golfista estadounidense Tiger Woods pidió hoy disculpas a su familia por su “irresponsable y egoísta comportamiento”, pero señaló que de momento no sabía “cuándo” volverá a competir.


“Quiero volver al golf, pero no sé cuándo, es posible que sea en este año, y si vuelvo, quiero que mi comportamiento sea más respetuoso con el golf”, indicó Woods en la parte final de la lectura de su comunicado.


En una comparecencia oficial en la sede de la PGA, donde estuvo acompañado por su madre Kultida o el comisionado del Circuito Americano, Tim Finchem, pero no por su esposa Elin Nordegren, el californiano, retirado de la actividad deportiva desde que reconoció haber engañado a su mujer, leyó un comunicado y no aceptó preguntas.


“Siento profundamente mi irresponsable y egoísta comportamiento”, indicó Woods, que mirando a su madre, confesó que sabía “lo amargamente decepcionados” que estaban todos con lo sucedido. “Estoy avergonzado de haberos puesto en esta posición, tengo mucho que compensaros”, añadió.


El americano subrayó que fue “infiel” y que tuvo “aventuras”, y que engañó a su esposa y familia. “Lo que hice fue inaceptable y yo soy la única persona a quien se debe echar la culpa”, advirtió el ´Tigre´, que dejó claro que lo sucedido con su esposa, “en ningún caso, fue un caso de violencia doméstica”. “Elin nunca me pegó esa noche ni ninguna otra noche”, afirmó Woods, que confesó haber hecho “vivir un infierno” a la modelo.


“ESPERO QUE UN DÍA LA GENTE VUELVA A CREER EN MÍ”.


Woods indicó que desde mediados de diciembre hasta principios de este mes había estado en terapia para recibir “orientación” y que continuará con ella “empezando desde mañana”. “Tengo un largo camino que recorrer, he dado mis primeros pasos en la dirección correcta”, añadió.


“Doy gracias a mis amigos por su comprensión. En la terapia he encontrado el equilibrio entre mi vida espiritual y la profesional. Tengo que estar centrado y darme cuenta de que lo que es importante es mi matrimonio y mis hijos. Necesito que otros me ayuden, y espero que algún día pueda devolver este apoyo a gente que lo necesita”, prosiguió.


El californiano, que también agradeció “los miles de mensajes” deseándole “lo mejor” que había recibido estas últimas semanas, pidió “ayuda” a la gente que “creía” en su figura. “Les pido que tengan margen en su corazón para que un día puedan volver a creer en mí”, sentenció.


Tiger Woods abandonó la práctica deportiva de forma “indefinida” después de sufrir un aparatoso accidente a finales de noviembre, que desencadenó una serie de rumores sobre una discusión con su mujer. Finalmente, reconoció haberle sido infiel y anunció que dejaría de competir.


Durante su ausencia, ha estado ingresado en una clínica para tratar su adicción al sexo, y en las últimas semanas se había especulado con su retorno. El CA Championship (11-14 de marzo), el Arnold Palmer Invitational (25-28) o el Masters de Augusta, primer ´grande´ del año (8-11 de abril) parecían los elegidos para su vuelta, nuevamente aparcada tras su primera comparecencia pública en varios meses.


Fuente: Europa Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *