Palos de Golf

Los palos que se utilizan para jugar al golf se componen de una varilla
con un mango o empuñadura (grip) en un extremo y una cabeza (head)
con la que se golpea la bola en el otro.

En la bolsa de golf está permitido llevar un máximo de 14
palos, aunque no se utilizan todos si estas empezando. Normalmente la
bolsa de palos lleva cuatro maderas y diez hierros. El nombre de los palos,
“maderas” y “hierros” viene de los materiales
con los que se fabricaban los mismos antiguamente, y siguen recibiendo
esos nombres a pesar de que los materiales que los forman ya no tengan
nada que ver. Si conservan, sin embargo, una forma similar a la de los
originales.

Cada palo se utiliza para una circunstancia particular y se alcanzan distancias
diferentes con cada tipo, la distancia aumenta cuanto menor sea el número
del palo. Por lo general, las maderas se utilizan para los golpes más
largos, los hierros para golpes intermedios o para golpes desfavorables
o para golpes de aproximación y el putter para embocar la bola
en el agujero cuando nos encontramos en el green o cerca de él.

Volviendo al contenido de nuestra bolsa, se puede decir que un conjunto
básico sería el formado por un driver o madera 1, madera
3, madera 5, hierros del 3 al 9, un pitching wedge, un sand wedge y un
putter.

La función de cada palo

Vamos a describir brevemente la función de cada uno de los palos,
puedes encontrar información detallada sobre los mismos en sus
secciones correspondientes.

El driver (o madera 1) es el más largo y potente de los palos y,
por tanto, el más difícil de usar, por lo que no es aconsejable
su utilización si no se domina bien la técnica. Es habitual
llevar dos maderas más en la bolsa, la madera 3 y la madera 5,
más fáciles de usar para los golpes largos, también
se llaman maderas de calle. Las maderas se utilizan para lograr golpes
más largos, principalmente para salir desde el tee, las salidas
de cada hoyo del campo.

Los hierros van desde el 1 hasta el 9, y los wedges, aunque lo normal
es llevar en la bolsa desde el hierro 3 hasta el hierro 9, un pitching
wedge
y un sand wedge.

Al empezar los hierros 1, 2, 3 y 4 son muy difíciles de usar. El
hierro 5 también es un hierro largo con golpes que pueden llegar
a los 150 metros. Los hierros 6, 7 y 8 son hierros medios, con distancias
de hasta 140, 130 y 120 metros respectivamente. Y el hierro 9 con el que
podemos llegar a golpear hasta 110 metros.

Las distancias a las que hacemos referencia son meros ejemplos, ya que
cada jugador tiene sus propias distancias con cada palo y es importante
que cada jugador practique y conozca el alcance de sus golpes con cada
uno de los palos para poder elegir el palo correcto a cada situación
en el campo de golf. Es decir, lo más importante no es la distancia
que se supone que puede alcanzar cada palo en la teoría, sino ser
conscientes y buenos conocedores de la distancia que alcanzamos normalmente,
de una manera constante, con cada uno de ellos.

El diseño de los palos hace que la misma fuerza de swing lleve
la bola a distintas distancias. Nuestro swing no varía, utilizamos
distintos diseños de los palos para diferentes distancias y vuelos
sin variar la fuerza que aplicamos.

Entre los wedges el más usado es el sand wedge, se utiliza para
salir de las trampas de arena o bunkers. Estos palos se utilizan para
los golpes de aproximación, cuando estamos cerca del green. Los
wedges hacen que la bola coja bastante altura, para que la bola no corra
demasiado en el bote y podamos aproximarnos bastante a la bandera.

Además del sand wedge, tenemos el pitching wedge, que cubre una
distancia mayor y el menos utilizado lob wedge, con menos recorrido que
el sand wedge.

Para terminar tenemos el putter, un palo que se utiliza casi exclusivamente
cuando la bola está en el green, ya que está diseñado
para que la bola ruede sin elevarse del suelo hacia el hoyo.

Comprar Palos de Golf

Es importante comprobar la comodidad y como nos adaptamos a nuestros nuevos
palos, cada marca y modelo de palo están construidos de maneras
muy diferentes. Si no nos resultan cómodos terminaremos por no
usarlos.

Características

El tamaño de la cabeza puede agruparse en tres:

Estándar: Es la más pequeña y hace que el palo sea
más sencillo de manejar pero tiene un sweet spot pequeño.

Mediana: Ofrece un sweet spot mayor que el estándar y aún
es más manejable que los palos grandes.

Grande: Tiene el sweet spot más amplio aunque su tamaño
hace que el palo sea más difícil de manejar.

La vara o shaft

En la actualidad puede encontrar palos con varas de acero o grafito. El
acero es más pesado pero también más duradero sencillo
de controlar y el grafito puede ser más caro pero bastante más
ligero.

La flexibilidad de la vara también es un factor a tener en cuenta,
normalmente la gente más experimentada necesita menos flexibilidad
que los principiantes. Puede encontrar diferentes grados de flexibilidad
como por ejemplo: Regular (para un determinado estándar de jugador)
o Uniflex, con una flexibilidad que varia para adaptarse a distintos tipos
de swing.

En el mercado actual puede encontrar palos que se adapten a cualquier
circunstancia, existen palos para zurdos y diestros, palos diseñados
específicamente para mujeres, más ligeros y con tamaños
reducidos para distintas alturas y varas (shafts) especiales. Incluso
hay palos y bolsas para niños, conjuntos completos de palos júnior
de distintos tamaños para que no tengan que usar los pesados palos
de los adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>