Jesús Arruti volvió al triunfo en el PGA Tour de España

Arruti ganador del PGAe en LayosSalió a la final convencido de que su ventaja de cuatro golpes no era nada decisivo. Inició la vuelta definitiva seguro de que su triunfo pasaba por jugar tranquilo, hoyo a hoyo, sin cometer errores (sólo había cometido uno en los 36 hoyos previos) y confiando en que su progresión con el putter se volviese a poner de manifiesto. Y todo se cumplió. Jesús María Arruti, hizo tres birdies en los cuatro primeros hoyos y luego fue cumpliendo pares sin entrar en riesgos innecesarios, que le dieron siempre sustancial ventaja (en el hoyo 12 sacaba seis golpes al segundo, Sebastián García, aunque el líder no lo sabía) hasta llegar victorioso al último tramo del torneo, que rubricó con dos birdies finales para una nueva tarjeta de 66 golpes. De esta manera, con 197 golpes totales, Arruti se ha convertido en brillante ganador del Campeonato de Layos, cuarta prueba correspondiente al PGA Tour de España, que ha dominado de principio a fin y supone su primer triunfo después de casi veinte meses, tras imponerse en 2007 en el Campeonato PGA de España.


“Ya he mojado!. Por fin me he quitado de encima este año largo sin victorias y este triunfo me anima a seguir. Ahora de nuevo la meta está en lograr la tarjeta europea, que se me negó el año pasado en la Escuela, sobre todo por la mala quinta vuelta (hizo 75 golpes). Creo que si sigo con este estado de tranquilidad en mi juego puedo volver a Europa, que es mi auténtica meta ahora mismo, ya sea por el Challenge o por la Escuela”, manifestaría al acabar su brillante torneo.


Arruti no encontró oposición seria a lo largo de la final, pero eso no era lo importante. “Lo importante es que yo he jugado como tenía previsto y me ha salido todo a la perfección. Yo no sabía todos los resultados, sólo los de mi partido, que eran los más cercanos, y cuando vi que ellos iban cayendo y yo me mantenía sin errores (sólo he hecho un bogey en los tres días), me sentí cada vez más confiado. Y en el 16, cuando supe que el segundo estaba a ocho golpes, me relajé del todo; tanto me relajé que acabé, además, con dos nuevos birdies”. La felicidad le envuelve por completo y sobrelleva cómodo el acoso último de los medios de comunicación, el formalismo del reparto de premios y el inminente viaje de vuelta con un sólo pensamient “He vuelto a ganar, que para mí es muy, muy importante”.


Pablo Herrería salió en segundo lugar a la última vuelta, pero con tres bogeys del 5 al 8 vio desvanecerse cualquier oportunidad de luchar por el triunfo y hubo de seguir peleando por mantener el segundo puesto. Al final, dos bogeys en el 15 y en el 18 le impidieron mantener la plaza en solitario y hubo de compartirla con Gerardo Fernández y Sebastián García. Gerardo no parecía candidato a terminar entre los diez primeros cuando terminado el hoyo 6 había sumado dos bogeys. Pero una reacción fantástica con cuatro birdies (tres del 14 al 17) le catapultaron a compartir la segunda plaza. Por su parte, Sebastián García, ganador en Montecastillo, partió desde la tercera posición y acabó ganando un puesto, a pesar de no haber podido mejorar el par 72 del campo toledano de Layos. Con sus tres birdies hasta el hoyo 8 dio sensación de poder dominar el segundo puesto con tranquilidad, pero tres bogeys del 13 al 16 le pusieron al par del día y tener que dar por bueno el segundo puesto compartido.


El veterano Santi Luna había firmado dos 69 en las jornadas precedentes y estuvo cerca de lograr el tercero, pero el doble bogey del 15, par 3, le privó de ese resultado que le hubiese garantizado el segundo puesto como recompensa, y acabó quinto.


Miguel Angel Martín, otro de los veteranos campeones, ha hecho un torneo de menos a más y en la final entregó la segunda mejor tarjeta de la jornada (67), que le permitió ascender hasta compartir el sexto puesto gracias a sus cuatro birdies y un eagle. Junto a él terminaron Carlos Quevedo (dos doble bogeys y 73 al final), José Manuel Ocejo (sólo hizo siete pares para firmar el par del día) y Carlos García, que empezó fuerte, con cuatro birdies en los cinco primeros hoyos que le acercaron a la cabeza, pero luego fue dilapidando esa renta con otros tantos bogeys hasta el final, para cumplir el par del día.


Ismael del Castillo y Alfonso Gutiérrez, ambos con 75 golpes, fueron los grandes damnificados de la final, descolgándose del podio. Ismael (tres birdies en los cuatro primeros hoyos) todavía pudo aguantarse en el “top-ten” (décimo) a pesar de los seis bogeys que firmó, tres en los últimos seis hoyos, pero Alfonso cayó un puesto detrás por culpa del bogey-doble bogey en los hoyos 7 y 8, que le frenaron. Luego un sólo birdie, en el 17, le impidió remontar.


Clasificación:
1 Jesús María Arruti  66 65 66 = 197
2 Fernández, Gerardo   72 66 70 = 208
    Sebastián García   70 66 72 = 208
    Pablo Herrería   66 69 73 = 208
5 Santiago Luna   69 69 71 = 209
6 Miguel Angel Martín   72 71 67 = 210
    José Manuel Ocejo   69 69 72 = 210
    Carlos García   68 70 72 = 210
    Carlos Quevedo   70 67 73 = 210
10 Ismael del Castillo   69 67 75 = 211


Clasificación final Layos PGAe


Fuente: Jesús Ruiz
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *