Los periodistas vencen a los toreros jugando al golf

Juan-Miguel Villar Mir recibió el premio al “Mérito Golfístico”. El Club de Campo Villa de Madrid acogió una vez más el torneo benéfico que cada año enfrenta a toreros y periodistas a favor de la Fundación Síndrome de West. Todos los asistentes pudieron disfrutar de una maravillosa jornada en la que los informadores resultaron difíciles de lidiar y se impusieron a los matadores. El tiempo resultó primaveral lo que ayudó a que el ambiente vivido fuera extraordinario.

Entre los amigos de la Fundación que quisieron apoyar con su presencia se encontraban los matadores Javier Valverde y Óscar Higares, mientras que entre los periodistas, que arrasaron tanto en número como en el marcador final, estuvieron Ángel Rodríguez, Hugo Costa y Manuel Elvira. Al final de la jornada el resultado fue de 66 -34 a favor de los comunicadores.

Con esta victoria los periodistas consiguieron incrementar la distancia que les separa de los matadores en la Ryder particular que les enfrenta desde hace ya diez años y que tras esta edición se sitúa en 9,5 a 6,5 a favor de los informadores.

Pero muchos más fueron los rostros conocidos que se animaron a disfrutar de una jornada de golf entre ellos los deportistas Bernd Schuster, Luis Figo, Francisco Pavón, Albert Celades, Manu Sarabia, Jesús García Sanjuán, Cecilio Alonso, Lorenzo Rico y artistas como Francis Lorenzo, Sinacio, Juan Luis Giménez y Verónica Mengod.

Más tarde, a la hora del clínic que impartió el profesional Javier Valera se incorporaron los televisivos MagoMore, Nancho Novo, Bermúdez, Poti y el deportista Fernando Romay que con sus bromas y desparpajo arrancó unas cuantas risas a los presentes. Después se celebró un cóctel al que se sumaron Irene Villa, Xavier del Tell, Leo Harlem y Luis Larrodea, entre otros.

Tras una magnífica comida, a la hora de los postres, se le entregó el premio al Mérito Golfístico al empresario y filántropo D. Juan-Miguel Villar Mir, por su buen hacer en este deporte que tanto ayuda a la Fundación Síndrome de West.

El colofón a la fiesta llegó con la actuación del humorista Daniel de la Cámara y con una rifa de los regalos cedidos por patrocinadores y colaboradores conducida por More, humorista y papá de uno de los niños de la Fundación Síndrome de West.

Como todos los años, la Fundación Síndrome de West también quiso contribuir con el buen hacer de otra organización sin ánimo de lucro, otorgando el cheque de 1.000 euros de la VI Ayuda Solidaria FSW a la Fundación Dravet, por su extraordinaria labor en el ámbito de la investigación de la epilepsia.

La Fundación Síndrome de West atiende a los niños afectados por esta dolencia, una epilepsia que les afecta antes del año de vida y les provoca retrasos madurativos de distinta gravedad.

Fuente: Fundación West

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *