Talayuela acoge a los Presidentes de las Federaciones Territoriales para tratar el estado del Golf

Convocados por Gonzaga Escauriaza, Presidente de la RFEG
El Campo de Golf de Talayuela, en la provincia de Cáceres, acoge entre hoy y mañana a todos los Presidentes de las Federaciones Territoriales de Golf en una reunión, convocada por el Presidente de la Real Federación Española de Golf, Gonzaga Escauriaza, que tiene por objeto debatir sobre el presente y futuro del deporte del golf en nuestro país.


Tanto el Presidente de la RFEG como los distintos Presidentes de las Federaciones Territoriales intercambiarán opiniones sobre diversos temas, entre los que destacan las posibles fórmulas de promoción del golf –tanto a nivel nacional como en cada una de las circunscripciones territoriales–, así como la importancia de ampliar la red de campos públicos existentes en España, 37 en la actualidad al margen de 5 canchas de prácticas asimismo de carácter público.


Acercar el golf a los colegios y a las universidades, para ampliar aún más la base social del golf –en estos momentos por encima de los 330.000 federados– constituye igualmente otro de los asuntos de debate de esta reunión de Presidentes de Federaciones Territoriales, una iniciativa que se repetirá con periodicidad en el futuro.


El marco elegido para la reunión, el Campo de Golf de Talayuela, responde precisamente a ese concepto de promoción del golf en nuestro país. Inaugurado en mayo de 2005 con diseño de Severiano Ballesteros, está ubicado en los terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Talayuela, a unos pocos kilómetros al Norte de Navalmoral de la Mata, apenas a hora y media de Madrid y a 15 minutos de la Comarca de la Vera.


Dotado de Casa Club con todo tipo de instalaciones y un hotel de 4 estrellas con spa dentro del recinto deportivo, el Campo de Golf de Talayuela se caracteriza por su máximo respeto a las condiciones naturales de la zona, con la Sierra de Gredos al fondo, aprovechando al máximo las vaguadas naturales del terreno para hacer las calles, de manera que la zona de arbolado, bastante densa, permanece intacta. De hecho, el campo está situado en una dehesa poblada de robles y encinas con unas vistas espectaculares sobre la citada Sierra de Gredos.


Fuente: Rfeg
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *